Empresas

S&P baja el rating a Popular, pero la semana pasada elevó su recomendación en Bolsa sobre el banco

Una clara contradicción entre las divisiones de bolsa y crédito de S&P. Los primeros, valoran el esfuerzo de balance, el crecimiento de recursos y la cobertura de los préstamos. Los segundos, critican el aumento de la mora. El banco insiste en que esto se debe que han cargado contra provisiones préstamos que están al corriente de pago. Popular, sin embargo, se hundió en Bolsa. 

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron.
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron. Flickr Ángel Ron

Banco Popular sufrió ayer una rebaja de rating por parte de Standard & Poor´s que para el mercado fue sorprendente y que sitúa su calificación dolorosamente por debajo del bono basura, concretamente en B+ desde BB-. Algo parecido ocurría con la calificación a la deuda subordinada, rebajada a CCC y las participaciones preferentes, a CCC-. En la entidad hay malestar mezclado con sorpresa, ya que la semana pasada, los analistas bursátiles de S&P elevaron la recomendación sobre la entidad financiera.

Una contradicción clara entre las divisiones de crédito y renta variable. S&P ha situado el rating dos escalones por debajo de high yield por el deterioro de activos, especialmente por el aumento de la mora y las posiciones en capital y liquidez. Sin embargo, el 6 de febrero, los analistas bursátiles de la misma firma mejoraban la recomendación sobre el banco desde ‘vender’ a ‘mantener’, destacando el refuerzo del balance, tanto por la parte de los recursos propios como por el lado de la ratio Loan to Deposits.  

En este sentido, enfatizaban el cumplimiento de Basilea III al alcanzar un porcentaje de recursos del 10,2% y un porcentaje de cobertura de los préstamos frente a las cuentas del 110%.

Desde Popular, insisten en que la evolución de la morosidad responde a “un ejercicio estratégico de gestión prudencial y proactiva del riesgo”. La entidad que preside Ángel Ron, optó por la prudencia y aprovechó la provisión genérica de 1.840 millones euros para anticipar el traspaso a mora de préstamos “que están 100% al corriente de pago”, insisten una y otra vez en el banco.

A su vez, “el 70% de las entradas en mora del cuarto trimestre del pasado año es un ejercicio preventivo de reclasificación a mora de deuda subjetiva”. Del stock total de morosos, el 20% está al corriente de pago y la tasa de morosidad, si se excluyen los dudosos, es del 11,50%.

Respecto la gestión de los activos problemáticos, Popular ha colocado Aliseda a Centerbridge, manteniendo el 49%, en una joint venture inmobiliaria que permite acelerar la desinversión de los activos problemáticos sino.

Sobra el capital

Aún más complejo resulta hablar de problemas de capital. Popular ha recibido la inversión de 450 millones de euros por parte de empresarios mexicanos. Además, ha convertido en acciones bonos convertibles por importe de 696 millones de euros. La ratio Core Capital EBA se ha situado en el 11,21%, reforzándose en 115 puntos básicos desde el 10,06% de finales de 2012.

El ‘ataque’ de S&P sorprende por tener lugar en un momento de auténtico furor sobre la banca española y de la prima de riesgo a la baja, algo que ha permitido, por ejemplo, devolver LTRO a los bancos españoles. De hecho, Popular ha reducido su dependencia con el Banco Central Europeo (BCE) en alrededor del 80%.

La contradicción en Standard & Poor´s tuvo duras consecuencias ayer para el banco español: fue el cuarto peor valor de toda la Bolsa y el más castigado del Ibex, con un 3,31% a la baja.

Un pequeño varapalo para una entidad que sube un 24% anual en el mercado de valores y que desde sus mínimos de junio sube algo más del 100%. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba