Empresas

Las preferentes hacen más favorito al Sabadell en la subasta del Banco Gallego

Bruselas no parece dispuesto a aceptar el canje de los híbridos por acciones que coticen fuera de España. El banco catalán podría asumir el coste de la operación (alrededor de 200 M) aportando únicamente títulos. BES y Banesco también pujan.

Josep Oliu, presidente del Sabadell.
Josep Oliu, presidente del Sabadell.

Los frentes se multiplican para el Sabadell. La entidad presidida por Josep Oliu presentará hoy su oferta no vinculante por el Banco Gallego, como hizo el pasado jueves por Catalunya Caixa. Banco Espirito Santo y el venezolano Banesco, propietario de Banco Etcheverría, también enviarán una primera propuesta al FROB, muy activo siempre en intentar darle lustre foráneo a cualquier subasta. Sin embargo, un dato determinará el resultado del proceso: el canje de las preferentes de la entidad gallega, circunstancia que hace más favorito al Sabadell para la adjudicación.

Bruselas defiende una solución sencilla para los titulares de estos productos híbridos, tras el castigo que supone aplicarles una quita a su inversión, mediante un canje de las preferentes por acciones del comprador en el caso de cotizar en Bolsa, como sería el caso del Banco Gallego. En este sentido, fuentes comunitarias admiten que “tiene difícil encaje cambiar unas preferentes por unos títulos que coticen en el extranjero”.

“Sería dar una solución complicada a un producto que está demostrado que no tendría que haberse comercializado en el mercado minorista. No parece probable que Bruselas aceptase una solución más propia de un inversor institucional: recibir acciones que coticen en cualquier plaza europeo o americana a cambio de preferentes”, explican fuentes de la Comisión Europea.

La única solución que se maneja en Bruselas para la entrada de un comprador extranjero es que el canje se efectuase en capital para el titular de las preferentes, lo que elevaría indudablemente la factura para las entidades foráneas.

"No parece lógico que se entregue una acción que cotiza fuera de España como compensación por una preferente", aseguran fuentes comunitarias

La subasta del Banco Gallego, según las cifras que aparecen en el cuaderno elaborado por Mediobanca, obligará al comprador a pagar una cantidad mínima de 200 millones de euros, precisamente el mismo volumen de preferentes y deuda subordinada en circulación. Así, el Sabadell podría hacer todo o prácticamente todo el desembolso en forma de acciones, lo que facilitaría la compra, frente a BES o Banesco que tendrían que aportar esos 200 millones en capital.

Hace unas semanas, la entidad gallega anunció que no pagará los intereses de dos emisiones, una de participaciones preferentes y una de obligaciones subordinadas, que estaba previsto que fuesen abonados el 30 de abril. En concreto, se remite a los resultados del 2011, que arrojaron unas pérdidas de 24,5 millones de euros en la cuenta individual y de 29,8 en la consolidada. Ambas emisiones datan del 14 de septiembre de 2006.

En la actualidad, el Banco Gallego está en inmerso en una polémica ampliación acordeón de 170 millones de euros, de los que el FROB, como propietario de Novagalicia (el mayor accionista del Banco Gallego en un 49,85%), aportará 80 millones. La cuantía restante deberían desembolsarla los actuales accionistas (entre los que se encuentran Inditex, BNP o Epifanio Campo), pero es prácticamente seguro que ninguno de ellos participe en la operación, con lo que el valor de su participación pasará a ser cero.

Pese al interés inicial de Caixabank y Kutxabank, ninguna de estas entidades participarán en el proceso de venta de la entidad gallega

Tras la aportación del FROB, la entidad seguirá sufriendo un déficit de recursos propios de 30 millones. Dado su tamaño, (3.120 millones en créditos) necesita unos recursos de unos 170 millones, con lo que el comprador deberá aportar unos 200 millones.

Pese al interés inicial de Caixabank y Kutxabank, ninguna de estas dos entidades participarán finalmente en la puja por el Gallego, un atajo de 123 oficinas para entrar en el mercado financiero de la comunidad presidida por Alberto Núñez Feijóo de forma más económica que en una puja por Novagalicia. Dado el perfil del negocio de Banco Gallego, centrado en patrimonios medios y altos, en el sector no se descarta que Bankinter pudiera presentar en el último momento una oferta no vinculante.

Las entidades que pasen el corte del FROB podrán realizar la tradicional ‘due dilligence’ para presentar su oferta vinculante, el próximo 5 de abril. La venta podría estar cerrada a finales de abril.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba