Empresas

El Santander no tiene más remedio que reforzar su capital: anuncia una ampliación de 7.500 millones

El banco que preside Ana Patricia Botín aprueba la ampliación tras convocar a su consejo de forma extraordinaria. La entidad, que prevé aumentar su tamaño en un 9,9% del actual, pagará un dividendo de 0,20 euros -frente a los 0,60 euros que pagó en el anterior ejercicio-, parte del cual abonará en efectivo.

Ana Patricia Botín, en una imagen de archivo.
Ana Patricia Botín, en una imagen de archivo. EFE

El Banco Santander ha aprobado esta tarde, en un consejo de administración convocado horas antes de forma extraordinaria, una ampliación de capital de hasta 7.500 millones de euros, equivalente al 9,9% de su tamaño actual, a través de una colocación acelerada. Pese a las advertencias de los inversores en los últimos tiempos de que debía reforzarse y tras superar los tests de estrés a la banca europea el pasado mes de octubre, al banco que preside desde septiembre Ana Patricia Botín no le ha quedado más remedio que anunciar por sorpresa la ampliación.

La entidad comunicó a la CNMV la noticia minutos después de que el organismo supervisor suspendiera cautelarmente la cotización de la acciones del Santander poco antes de las dos de la tarde, "al concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones" sobre el valor, según indica en un comunicado. En ese momento, el IBEX 35 subía casi un 2% y las acciones del Banco Santander se revalorizaban un 3,33%, hasta 6,856 euros, después de que los inversores hubieran negociado 21,6 millones de títulos por un importe de 146,7 millones de euros. 

Según un comunicado de la entidad, esta ampliación supone el 9,9% del capital actual del banco y la ampliación se hará con exclusión del derecho de suscripción preferente, es decir, no está dirigida a sus actuales accionistas. Por ello, se realizará mediante una colocación acelerada entre inversores institucionales en el mercado.

Los analistas e inversores llevaban mucho tiempo criticando el reducido nivel de capital del primer banco español frente a sus competidores europeos. De hecho, el Santander es el único que no ofrece su ratio de capital de Basilea III fully loaded, es decir, incluyendo ya todas las deducciones que deben practicarse en 2019 y que es el estándar del mercado. El nivel exigido por los inversores es del 10%, por la normativa de Basilea es un mínimo del 9%, mientras que Santander esperaba cerrar el año entre el 8,5% y el 8,6%. 

Se trata de la primera gran ampliación llevada a cabo bajo la presidencia de Ana Botín. En los test de estrés del BCE celebrados el 26 de octubre, el Santander se erigía como la entidad que mayor colchón de capital tendría en el escenario más adverso en términos absolutos, con 19.442 millones.

El Banco Santander anunció a finales de 2008 su última gran ampliación de capital, de unos 7.190 millones de euros, entonces el 25 % de su tamaño y la tercera mayor de su historia, tras las que tuvo que llevar a cabo para la compra del Abbey y la fusión con el Central Hispano. no obstante, la mayor ampliación, de más de 12.000 millones, tuvo lugar en 2004 al culminar la compra de Abbey.

Dividendo en efectivo

El Santander ha anunciado además que volverá a pagar el dividendo en efectivo, tras varios años haciéndolo en acciones. La entidad precisa que pagará tres dividendos en efectivo y un solo script dividend (pago en acciones). El banco prevé que estos cuatro pagos sean de cinco céntimos cada uno, por un total de 0,20 euros, frente a los 0,60 euros que pagó en el anterior ejercicio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba