Empresas

El Estado hace caja con el entramado del ladrillo de BFA-Bankia: gana con cuatro de cada cinco desinversiones

El exceso de inversión en el inmobiliario fue una de las principales razones que provocaron el rescate de BFA-Bankia en 2012. Tras la toma de control del FROB, buena parte de las ventas llevadas a cabo por la entidad han acabado generando una plusvalía al Estado.

Imagen de una promoción inmobiliaria financiada por Caja Madrid.
Imagen de una promoción inmobiliaria financiada por Caja Madrid. VP

Maraton Gardens es una promoción inmobiliaria y urbanística situada en la polaca ciudad de Poznan. El proyecto formaba parte del balance de BFA-Bankia cuando la entidad fue nacionalizada en mayo de 2012, después de que años atrás decidiera invertir en él una de las cajas que formaban parte del banco ahora presidido por José Ignacio Goirigolzarri. Maraton Gardens acabó siendo un negocio ruinoso, después de que en junio de 2013 la entidad perdiera 3.776.000 euros tras vender su participación en dicha promoción.

Por suerte para el contribuyente español, las pérdidas ocasionadas por operaciones de desinversión como la de Maraton Gardens están siendo la excepción, a juzgar por los datos registrados en las cuentas anuales de BFA, matriz de Bankia y entidad participada al 100% por el FROB.

Al margen de todos activos traspasados al Sareb (unos 22.300 millones de euros), el Estado siguió siendo dueño (a través de BFA-Bankia) de un importante volumen de activos vinculados al ladrillo: participaciones accionariales en promotoras inmobiliarias, en constructoras, en proyectos inmobiliarios... un entramado societario que los gestores del banco han ido desinvirtiendo año tras año.

30 ventas, 7 con pérdidas

De entre las desinversiones de participaciones "más significativas" reflejadas en los informes anuales y semestrales de Banco Financiero y de Ahorros (en 2015 renombrado BFA Tenedora de Acciones), una treintena pertenecen a sectores vinculados al ladrillo. Y de éstas apenas siete operaciones de venta resultaron en pérdidas para la matriz de Bankia.

A pesar de que el saldo general de las ventas del entramado societario del ladrillo es netamente positivo (solo estas 30 operaciones suponen una plusvalía de unos 22 millones de euros), algunas de las ventas con pérdidas supusieron un agujero considerable para la entidad controlada por el FROB.

Es el caso, por ejemplo, de Selección de Inmuebles SA, una entidad de la que BFA era dueña de un 62% de su accionariado. La venta de dicha sociedad inmobiliaria, en diciembre de 2014, supuso unas pérdidas netas para la matriz de Bankia de 56,9 millones de euros.

Grandes plusvalías con Iberdrola, NH, IAG y Mapfre

Más allá del inmobiliario, las desinversiones del grupo BFA-Bankia, fuertemente provisionadas en 2012 (cuando todas las participaciones se pusieron a precio de mercado) están resultando una fuente de plusvalías multimillonaria desde que se iniciaron las ventas de todo el entramado societario, por el compromiso adquirido por España con los socios europeos.

Así, el FROB se anotó un beneficio de 237 millones en junio de 2013 deshaciéndose de su 8,27% en IAG (matriz de Iberia), de 235,9 millones desinvirtiendo en Mapfre y de 380,3 millones de euros con la venta, en abril de 2014, del 4,94% que BFA-Bankia tenía en Ibedrola. Pocos meses antes, en enero, ya se había contabilizado una plusvalía de 90,7 millones de euros al colocar a inversores privados un 10% del accionariado del banco en NH Hoteles.

Pese a que el holding de BFA-Bankia cada vez es más pequeño, en lo que va de año las desinversiones empresariales no se han frenado. Bien al contrario, solo en los seis primeros meses se registraron 23 operaciones significativas, de las que 16 resultaron beneficiosas para el FROB (como los 13,7 millones de euros ganados al vender Realia) y otras 7 obligaron a anotar pérdidas al organismo público.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba