Una circunstancia tan elemental y consuetudinaria como la recogida diaria de los residuos urbanos se ha convertido en una quimera en muchos barrios de la periferia de Madrid. Desde que entró en vigor el nuevo contrato, adjudicado a la UTE Urbaser-Cespa tras una fuerte polémica por la notable baja de la oferta, los contenedores no dan abasto para almacenar tanta basura, para desgracia de unos vecinos que empiezan a asumir que lo que ahora es excepcional puede terminar por convertirse en rutinario.

“Los vecinos nos preguntan si hay convocada una huelga de basura al ver que pasan los días y los camiones no pasan a vaciar los cubos”, señalan a Vozpópuli en una asociación vecinal de uno de los barrios afectados. Uno de los casos más extremos se da en el populoso distrito de Carabanchel. En algunos rincones de esta zona, como donde se encuentra la calle de la fotografía que ilustra la información, el camión de la basura pasó por última vez el domingo 2 de noviembre.

Por suerte para los habitantes de la periferia madrileña, esta situación no es la más frecuente, pero el escenario tipo tampoco justificaría el lanzamiento de fuegos artificiales. En el barrio de Lucero, perteneciente también a Carabanchel, los camiones de la basura están pasando cada tres días. Mientras, en zonas como Puerta Bonita, La Peseta, Abrantes y Puente de Vallecas, los cubos se vacían cada dos días siempre y cuando sus habitantes cuenten con algo de suerte.

Ha bastado una semana para comprobar que las numerosas advertencias que recibió el Ayuntamiento de Madrid acerca de la escasa idoneidad de adjudicar el contrato de recogida de residuos a la periferia no eran meros brindis al sol. La baja de casi el 11% incluida en el precio de la oferta de la UTE no dejaba mucho espacio a la imaginación: el mismo trabajo pero con menos presupuesto daría lugar a un peor servicio.

La alargada sombra de Florentino

A lo largo de todo el proceso, la alargada sombra de Florentino Pérez se ha extendido de forma muy considerable, incluso antes de que se conocieran las ofertas económicas. El hecho de que el Ayuntamiento decidiera convocar un concurso puente para los barrios de la periferia, de tan sólo 13 meses de duración, que desembocará en una gran licitación para comienzos de 2016, levantó ya numerosas suspicacias.

ACS fue protagonista de la macrolicitación que el Consistorio de la capital llevó a cabo para repartir los contratos de limpieza viaria y de zonas verdes pero, en este caso, por no llevarse ni uno solo de ellos, lo que provocó un considerable enfado en la persona del presidente de la compañía, que incluso se planteó impugnar el resultado.

Finalmente optó por no hacerlo pero sembró la idea de que el Ayuntamiento de Madrid le debía una y el proceso de adjudicación de la recogida de residuos a la UTE que su filial Urbaser hizo con Cespa (Ferrovial), con una oferta difícilmente rentable, ha venido a reforzar la teoría.

El Ayuntamiento no recibió a los sindicatos

Entre los que no tardaron en alzar la voz se encuentran los sindicatos. “Teníamos claro que si los camiones tenían que ser repartidos entre el centro y la periferia para dos contratas diferentes iba a haber problemas con la recogida”, señalan desde UGT. “Todos los vehículos no son aptos para todas las calles, para las más estrechas sólo puede ser utilizado un tipo de camión. La consecuencia es que no hay manera de recoger la basura todos los días en todos los puntos de la ciudad”.

“Si hay alguien que conoce el proceso de la recogida de residuos somos nosotros, que llevamos muchos años haciéndolo. Sin embargo, el Ayuntamiento no quiso ni siquiera recibirnos para escuchar nuestros argumentos. Ahora, se ha encontrado de golpe con esta situación”, apuntan los representantes de los trabajadores, que se han visto obligados a trabajar más, en horarios diferentes a los contemplados y en peores condiciones.

El Ayuntamiento también se ha encontrado con una impugnación de la adjudicación del contrato. FCC, que pujó por hacerse con la licitación, ha llevado el caso a los tribunales de lo Contencioso-Administrativo e incluso solicitó, en vano, la suspensión cautelar de la adjudicación. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba