Empresas

Un nuevo recurso contra el pelotazo del Bernabéu acusa al Ayuntamiento de violar la Ley autonómica del Suelo

Los reversionistas alegan que el cambio urbanístico que permite la ampliación del estadio implica crear un Área de Planeamiento Específico en suelos consolidados, como los de la Castellana y la zona de Opañel, extremo que no permite la legislación vigente.

Maqueta del nuevo Santiago Bernabéu
Maqueta del nuevo Santiago Bernabéu

Los recursos contra la modificación del Plan de Ordenación Urbanística de Madrid que permite la ampliación del estadio Santiago Bernabéu se acumulan en el Tribunal Superior de Justicia de la capital. En los últimos días, los antiguos propietarios de los terrenos aledaños al estadio han terminado de perfilar un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid, que se une al presentado por Ecologistas en Acción.

En el escrito presentado ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM, los antiguos propietarios de los terrenos basan su reclamación en el hecho de que para ejecutar el cambio de planificación urbanística, que permite la ampliación de edificabilidad del estadio y el empleo de los terrenos aledaños, el Ayuntamiento creó un Área de Planeamiento Específico (APE), denominado Bernabéu-Opañel, que sólo está permitida en suelos urbanos no consolidados, que no es el caso precisamente de los terrenos implicados en la operación del nuevo Bernabéu.

La operación urbanística que permite la ampliación del estadio del Real Madrid y la construcción de un centro comercial y un hotel de lujo incluye una permuta de terrenos por los que el Ayuntamiento cede los aledaños al Bernabéu a cambio de unas parcelas en la zona de Opañel, que eran propiedad del club que preside Florentino Pérez.

Los terrenos protagonistas de la permuta “no pertenecen al mismo ámbito de actuación, ni al mismo sector y ni siquiera están ubicados en zonas homogéneas”, según se recoge en el recurso, lo que supone infringir la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Los derechos de los reversionistas

No es el único aspecto de la operación que atenta contra la normativa vigente. De acuerdo con el texto del recurso, la constitución de la APE Bernabéu-Opañel tan sólo podría llevarse a cabo si el Ayuntamiento de Madrid hubiera desconsolidado anteriormente los suelos afectados, una potestad que no posee el Consistorio.      

La batalla de los antiguos propietarios de los terrenos donde se ubica el Santiago Bernabéu está relacionada con sus derechos de reversión. En su día, el Ayuntamiento de Madrid adquirió el suelo aledaño al estadio Santiago Bernabéu a sus entonces propietarios, miembros de la familia Ruiz Villar, básicamente con el fin de construir viales y zonas verdes.

Al cambiar el uso original que se le pretendía dar, los antiguos propietarios tienen la posibilidad de reclamar su derecho de que los terrenos vuelvan a su poder.

A comienzos de la década de los 90, con la anterior remodelación del estadio, cuyo elemento novedoso fue la construcción de las cuatro torres cilíndricas de acceso que actualmente flanquean el estadio, ya acudieron a los tribunales para impugnar los acuerdos del Ayuntamiento que, en este caso, preveían la construcción de un aparcamiento subterráneo para compensar el espacio público que pasarían a ocupar las torres.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó la impugnación aunque con la condición de que los terrenos, precisamente los mismos que ahora vuelven a intercambiarse la Administración madrileña y el Real Madrid, prosiguieran siendo públicos, condición que desaparecerá con el proyecto del nuevo Bernabéu.

Más de 60 años de historia

Concretamente, el Consistorio decidió la expropiación en 1952, cuando se estaba construyendo el, por entonces, nuevo estadio de Chamartín (el germen del actual Santiago Bernabéu) y eran necesarios viales de acceso al recinto en unos terrenos que eran totalmente rústicos, aunque pueda parecer mentira por el actual desarrollo de los mismos.

Pese a que la expropiación se llevó a cabo en la década de los 50, la familia Ruiz Villar no fue compensada hasta 1984 debido a las sucesivas discrepancias que se dieron en torno al precio de los terrenos en cuestión.

Casi treinta años después, los terrenos están a punto de no poder ya dedicarse al fin al que deberían haberse destinado y para lo que fueron expropiados por lo que los antiguos propietarios procederán a reclamar su correspondiente derecho de reversión, es decir, el que les permite tener la posibilidad de recuperar esas parcelas.

Los recursos que actualmente están presentados en el TSJM también estan pendientes de la decisión de la Comisión Europea, que debe pronunciarse sobre el expediente abierto contra España por presuntas ayudas ilegales a clubes de fútbol, entre los que se encuentra el caso del Real Madrid, precisamente por el convenio con el Ayuntamiento que le permitirá ampliar el estadio... si la Justicia no lo impide.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba