Empresas

Botella licita al fin la joya de la ‘operación Canalejas’: un parking de 40 millones de euros

El Ayuntamiento de Madrid aprobó hace casi un año un plan especial para reformar el aparcamiento que se sitúa debajo de los edificios adquiridos por Villar Mir a Banco Santander y que serán transformados en un gran centro comercial y de ocio.

Proyecto de la 'operación Canalejas'
Proyecto de la 'operación Canalejas'

El gran aparcamiento subterráneo que completará la ‘operación Canalejas’ no dependerá para su desarrollo de la incertidumbre generada por la cercanía de las elecciones autonómicas y municipales. El Ayuntamiento de Madrid ha licitado la obra, que contará con un presupuesto próximo a los 40 millones de euros, y que está previsto que se adjudique poco antes de los comicios. Sin duda, la joya de la operación al margen de la polémica transformación de los edificios de la emblemática manzana madrileña.

Hace prácticamente un año, el Consistorio aprobó un plan especial para proceder a la realización de un aparcamiento subterráneo en el eje Sevilla-Alcalá, que también incluirá una infraestructura destinada al transporte público que será explotada por la empresa adjudicataria del proyecto por un periodo de 40 años.

En realidad se trata de remozar también el que se considera como aparcamiento subterráneo más antiguo de Madrid, que presenta actualmente un aspecto de notable deterioro. Éste será uno de los aspectos de los que se tendrá que ocupar el grupo que se haga con la licitación.

Los otros dos serán el aparcamiento privado que dará servicio al complejo comercial que se proyecta en la manzana de Canalejas y una infraestructura destinada al transporte público, que incluirá accesos para la estación de metro de Sevilla, perteneciente a la línea 2 del suburbano madrileño, y también para autobuses a través de una doble rampa y varias dársenas para gestionar la entrada y salida de los vehículos.

Operación comercial

En su día, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, explicó que el aparcamiento bajo la calle de Alcalá sólo se verá afectado por un doble túnel de comunicación con la zona de aparcamiento bajo la calle de Sevilla. La capacidad prevista es de 323 plazas y se respetará el número total de 74 para residentes que existen actualmente.

En lo referido al aparcamiento bajo la calle Sevilla y plaza de Canalejas, en la zona se dispondría un aparcamiento rotacional, bajo la infraestructura subterránea del transporte, con una capacidad aproximada de 116 plazas. Los vehículos accederán por la rampa de la calle Alcalá impares al aparcamiento existente bajo la misma vía.

En cuanto a las salidas, se harán por la rampa hacia la calle Alcalá pares, desde el aparcamiento existente bajo ella y por la rampa hacia carrera de San Jerónimo-Cedaceros, mediante túnel compartido con el aparcamiento del futuro Centro Madrid Canalejas.

La operación Canalejas transformará los edificios que se encuentran en torno de la plaza madrileña del mismo nombre en una gran zona comercial y de ocio en pleno centro de Madrid que también incluirá un hotel de lujo. Los inmuebles fueron adquiridos por el Grupo Villar Mir a Banco Santander, que buscaba comprador desde hacía varios años.

Fuera de la transformación en sí de los inmuebles, el aparcamiento subterráneo y su adaptación para el paso del transporte público suponen la joya de la operación y uno de los contratos más llamativos que licitará el Ayuntamiento de Madrid en la recta final antes de las elecciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba