Empresas

Ayuntamiento y Comunidad de Madrid pierden el juicio con el Urbanismo

Las Administraciones Públicas de Madrid coleccionan varapalos judiciales que han echado por tierra, por el momento, el desarrollo de un urbanismo que algunos consideran como “a la carta”. 

Ayuntamiento y Comunidad de Madrid pierden el juicio con el Urbanismo
Ayuntamiento y Comunidad de Madrid pierden el juicio con el Urbanismo

En apenas quince días, la Justicia ha echado por tierra dos desarrollos urbanísticos relevantes en Madrid: la sempiterna ‘operación Chamartín’ y la permuta de unos terrenos pertenecientes a El Corte Inglés por la autorización a incrementar la edificabilidad de tres de sus centros comerciales.  Pero no han sido los únicos casos en el último año y medio.

Así, la misma suerte han corrido otras operaciones significativas como la explotación de los terrenos ocupados actualmente por el estadio Vicente Calderón y la antigua fábrica de cervezas Mahou y, especialmente, el desarrollo de una veintena de nuevos barrios en Madrid. Podría decirse que la totalidad de modificaciones urbanísticas de relevancia en la capital de España y su provincia han sido rechazadas por los tribunales.

El último episodio se ha conocido esta misma semana. Como adelantó Vozpópuli, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anulaba la modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la ciudad referida al incremento de edificabilidad de los centros de El Corte Inglés de Serrano, Campo de las Naciones y Méndez Álvaro a cambio de parcelas que el grupo de distribución cedería a cambio.

De esta forma, los jueces estimaban parcialmente el recurso presentado por un particular contra la operación al considerar que la justificación tanto del aumento de edificabilidad de los centros como la idoneidad de la permuta de terrenos no estaba justificada por estudio alguno. Además, el proyecto no había previsto la dotación de plazas de aparcamiento que exige la Ley.

Adiós a más de 20 nuevos barrios

La semana anterior, los tribunales volvía a golpear los planes urbanísticos de Comunidad y Ayuntamiento. En concreto, los jueces tumbaban de un plumazo la llamada ‘operación Chamartín’, el mayor desarrollo urbanístico de Europa en la llamada prolongación de la Castellana, con un total de 3,1 millones de metros cuadrados.

Como también avanzó este portal, una sentencia determina que la edificabilidad en la zona debería limitarse a un total de tres alturas. Los planes de la operación contemplan el levantamiento de hasta 18 rascacielos y varios bloques de viviendas cuya altura sobre el plano supera la establecida como máxima.

Una sentencia muy similar a la dictada en febrero de 2012 nuevamente por el TSJM que suponía un revés a la operación sobre la explotación de los terrenos que actualmente ocupan el estadio Vicente Calderón y la antigua fábrica de cerveza de Mahou anexa.

Los jueces estimaron parcialmente un recurso presentado por la asociación Señales de Humo, vinculada a seguidores del Atlético de Madrid, y limitaron a tres alturas más ático la edificabilidad de la zona, cuando los bloques de viviendas previstos superaban los diez pisos.

Mientras, a finales del pasado año el Tribunal Supremo dictaba sentencia contra el desarrollo de más de una veintena de nuevos barrios en la provincia de Madrid (entre ellos, Valdebebas, Arroyofresno, Valdecarros y Los Berrocales) al considerar que los suelos sobre los que se planean no son en realidad urbanizables. En total, más de 100.000 potenciales viviendas cuya construcción y entrega se retrasará hasta que las Administraciones Públicas de Madrid no se adapten a la sentencia del Supremo contra la que no cabe recurso.

Urbanismo a la carta

Semejante sucesión de choques con la Justicia y varapalos a modificaciones urbanísticas han causado la correspondiente alarma y la petición de explicaciones por parte de la oposición. David Ortega, portavoz municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid, señala que “el PP está apostando por un urbanismo a la carta al que UPyD se ha opuesto desde el primer momento y ahora comprobamos cómo los tribunales nos van dando la razón”.

Ortega va más allá y señala que esta significativa cascada de fallos judiciales en contra de los intereses del Ayuntamiento se ha producido porque desde el Consistorio se están elaborando de facto convenios urbanísticos de planeamiento, prohibidos por la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, de 1997. “¿En qué consiste esto? En que si el planeamiento urbanístico de la ciudad estorba para determinado proyecto, se modifica y punto”.

Pero el final del capítulo aun no se ha escrito. Otros proyectos de gran magnitud están llevando el mismo camino. Uno de ellos es la ampliación del estadio Santiago Bernabeú con la construcción de un centro comercial en su fachada, operación que se encuentra también en los tribunales e incluso está siendo objeto de investigación por parte de la Comisión Europea.

Otro es la llamada ‘operación Canalejas’ a la que se han presentado una serie de alegaciones por parte de prestigiosos arquitectos. Bien podrían ser los próximos episodios de un proceso que deja bien a las claras una sensación que recorre los pasillos de la sede del Ayuntamiento de Madrid: algo no se está haciendo bien porque tanto rechazo por parte de los tribunales constituye un hecho sin precedentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba