Empresas

Botella compromete el nuevo plan urbanístico de Madrid con modificaciones de gran calado antes de irse

La actual alcaldesa decidió paralizar la modificación del plan por falta de tiempo para concluirlo antes de las elecciones pero su frenética actividad urbanística en los últimos meses condicionará el nuevo plan al Gobierno que resulte de las próximas elecciones.

Ana Botella, a punto de dejar la alcaldía de Madrid
Ana Botella, a punto de dejar la alcaldía de Madrid Europa Press

La elaboración de un nuevo Plan General de Ordenación Urbanística será uno de los retos más complicados que deberá enfrentar el equipo que conforme el Gobierno del Ayuntamiento de Madrid después de las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. El grado de dificultad se incrementa además por la frenética actividad urbanística que la actual alcaldesa, Ana Botella, ha impulsado en sus últimos meses de mandato, que condicionará aspectos relevantes de este nuevo plan.

Un plan cuyos trámites fueron precisamente iniciados por el equipo de Botella pero que decidió abandonar a finales del pasado ejercicio porque no había tiempo material para sacarlo adelante antes de la llegada de las elecciones.

Sin embargo, estos últimos meses que serán los últimos de su mandato, puesto que hace tiempo anunció que no se presentaría a las elecciones, no han sido precisamente de transición, al menos en lo que a lo urbanístico se refiere.Desde que comenzó 2015, el Ayuntamiento ha aprobado sensibles modificaciones del plan actual que comprometen de forma significativa el nuevo.

Una de las más significativas es la que se refiere al proyecto de Distrito Castellana Norte, anteriormente conocido como ‘operación Chamartín’ para el desarrollo de algo más de tres millones de metros cuadrados al norte de la ciudad, aunque en este caso la implicación se extiende al resto de las Administraciones Públicas, la Comunidad de Madrid y también el Gobierno central a través del Ministerio de Fomento y empresas dependientes como Renfe y Adif.

La clave, el eje de la Castellana

Distinto es el caso de otras actuaciones, como el paso adelante para el cambio de cara del Palacio de Congresos y Exposiciones del Paseo de la Castellana, sin actividad desde hace dos años por falta de presupuesto para llevar a cabo su necesaria remodelación. En una actuación exprés, el Ayuntamiento aprobó hace unas semanas las modificaciones necesarias para realizar una concesión que permitirá al que se la adjudique explotar la instalación, previa remodelación, y también un rascacielos junto a él que se destinará a albergar un hotel de lujo.

Una rápida respuesta a la paralización por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid del plan para la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, uno de cuyos elementos novedosos era, precisamente, la construcción de un hotel de lujo en su interior.

La Justicia ha puesto en la picota el convenio firmado en su día por el Ayuntamiento de Madrid y el Real Madrid que posibilitaba el intercambio de parcelas necesario para proceder a las modificaciones en el estadio.

No será la única modificación que afectará al eje de la Castellana y la zona norte de Madrid, ya que el Ayuntamiento también decidió aprobar la concesión durante 75 años del espacio que iba a albergar el Centro Internacional de Convenciones de la Ciudad de Madrid, junto a las cuatro torres levantadas en los terrenos que albergaban la Ciudad Deportiva.

De este modo, otro proyecto suspendido en su día por los efectos de la crisis se ha convertido en una nueva modificación urbanística a toda prisa y apurando todos los plazos, que dejará sin demasiado margen de maniobra al nuevo equipo de Gobierno para articular el nuevo plan de Urbanismo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba