Empresas

El nuevo Ayuntamiento de Madrid hereda 12.000 millones en proyectos urbanísticos sin resolver

El equipo de gobierno que salga de las elecciones tendrá que resolver sustanciales papeletas como las de la operación Chamartín, el desarrollo del suelo de Campamento, la Plaza de España, los terrenos del estadio Vicente Calderón y la remodelación del Bernabéu.

Ana Botella llega al final de su mandato en el Ayuntamiento de Madrid
Ana Botella llega al final de su mandato en el Ayuntamiento de Madrid Europa Press

La herencia de Ana Botella al frente del Ayuntamiento de Madrid se sustanciará, entre otras cuestiones, en una serie de proyectos urbanísticos clave que han quedado por resolver y que comportan inversiones valoradas en unos 12.000 millones de euros. El nuevo equipo de gobierno que resulte de las urnas deberá tomar decisiones sobre desarrollos tan relevantes como el de Distrito Castellana Norte (la antigua ‘operación Chamartín’) y el del suelo que ocupan actualmente el estadio Vicente Calderón y la antigua fábrica de la cervecera Mahou. Los planes del holding chino Wanda Group para los terrenos de Campamento y la rehabilitación de la Plaza de España también serán un caballo de batalla de los nuevos regidores del Consistorio.

El desafío será complicado y no sólo por el volumen y la trascendencia de las operaciones sino además porque algunos de los proyectos han sufrido serios reveses por parte de la Justicia y la solución pasa por un planteamiento completamente diferente.

El caso más paradigmático es, sin duda, el de Distrito Castellana Norte. Tumbada por la Justicia a mediados de 2013, la antigua ‘operación Chamartín’ resurgió a finales de enero con nuevos bríos y un planteamiento para esquivar las objeciones que los tribunales habían puesto al anterior.

Sin embargo, los plazos han jugado en contra del llamado a ser uno de los desarrollos urbanísticos más grandes de Europa, con un presupuesto de 6.000 millones de euros. El Ayuntamiento de Madrid aprobó provisionalmente la modificación del Plan de Reforma en febrero pero después se ha quedado sin tiempo para proceder a su aprobación definitiva, toda vez que ha tenido que analizar y responder a más de 2.200 alegaciones.

Tan sólo resta la aprobación definitiva de la modificación urbanística pero tendrá que ser después de las elecciones. Y las encuestas apuntan a que el Partido Popular no repetirá la mayoría absoluta con la que ha gobernado en Madrid durante los últimos años. Tanto el PSOE como Podemos se han posicionado en contra de la operación, con lo que, aunque sólo resta el trámite de la aprobación definitiva, el desarrollo está en el aire.

Las negociaciones con Wanda Group

Más despejado está el panorama para los terrenos del Ministerio de Defensa en Campamento, en una de las entradas de la capital. Una vez desestimada la llamada ‘operación Campamento’, que pretendía la promoción de viviendas en el suelo ocupado por antiguos cuarteles, el holding Wanda Group, liderado por el inversor Wang Jianlin, una de las mayores fortunas del mundo, se ha interesado por desarrollar esos terrenos, para los que tiene previsto un plan para levantar un gran complejo de ocio, además de pisos.

En este caso, los trámites urbanísticos están ya aprobados, al menos para poner en marcha una primera fase del proyecto. Sin embargo, no es suficiente para Wanda Group, que quiere tener el proyecto bien atado antes de realizar una oferta por los terrenos que Defensa debe proceder a subastar.

El nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid deberá negociar con el equipo de Wang el futuro del desarrollo. Hasta el momento, los encuentros entre ambas partes han estado marcados por la cordialidad. Está por ver si el escenario será el mismo a partir de ahora.

Wanda Group es ya propietario del Edificio España, en el que pretende construir pisos de lujos. Para tal fin, el Ayuntamiento de Madrid aprobó la correspondiente modificación urbanística pero la decisión está recurrida ante los tribunales de lo Contencioso-Administrativo por Ecologistas en Acción. En cualquier caso, la actuación de Wanda Group también está condicionada por la transformación de la Plaza de España, donde se ubica el inmueble, en la que Wang está dispuesto a invertir aunque también requiere la colaboración de los propietarios de los otros edificios que flanquean la zona.

A vueltas con los estadios

Cuestiones a negociar con el nuevo Ayuntamiento de Madrid, como la que afecta al suelo que actualmente ocupan el estadio Vicente Calderón y la antigua fábrica de Mahou. El Consistorio aprobó la construcción de dos grandes torres de viviendas en la zona, una vez se haya demolido el recinto deportivo, pero la Justicia ha tumbado la operación al considerar que vulnera la Ley del Suelo.

Otro asunto que el nuevo alcalde o alcaldesa heredará de la gestión de Ana Botella y que deberá resolver con un nuevo planteamiento de la operación. Lo mismo sucede con la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid echó por tierra en una sentencia que se convirtió en firme al no ser recurrida por las partes.

La Justicia anuló la modificación urbanística que posibilitaba la ampliación del estadio, que iba a albergar un centro comercial y un hotel de lujo. El nuevo Ayuntamiento deberá negociar con el Real Madrid un plan desde cero. Pero las caras con las que se encuentre el presidente madridista, Florentino Pérez, podrían ser nuevas. O no. Las urnas tienen la última palabra. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba