PLAN PIMA AIRE

El Gobierno ahoga a los concesionarios: debe 21 millones de las ayudas públicas que adelantaron en 2013

Mientras el Gobierno se pone la medalla de impulsar las ventas del motor gracias a las ayudas públicas que lleva implantando (PIVE, PIMA...), lleva cinco meses sin pagar a los concesionarios el dinero que les tocó adelantar en 2013 del llamado plan PIMA AIRE. El atasco del pago se encuentra entre Agricultura y Hacienda. 

El Gobierno a los concesionarios una media de unos 70.000 euros a cada uno.
El Gobierno a los concesionarios una media de unos 70.000 euros a cada uno. EP

Los concesionarios siguen siendo el eslabón de la cadena del sector del motor que más está sufriendo la crisis económica. Presión de las marcas ante la caída de las ventas, falta de liquidez, problemas de rentabilidad, difícil acceso al crédito, cierres de puntos de venta, adelgazamiento de plantilla... A todos estos problemas, se suma ahora uno nuevo: el Gobierno no paga

El Gobierno debe a los concesionarios 21 millones de euros, equivalente al reembolso de más de la mitad del llamado planPIMA Aire y PIMA Aire2 (38 millones para impulsar las ventas de los coches comerciales dotado con 38 millones), según datos a los que ha tenido acceso este periódico que maneja Tragsa, la entidad dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI)que gestiona este plan de incentivos.

El Gobierno les debe el reembolso de más de la mitad del llamado plan PIMA Aire, el plan para impulsar las ventas de vehículos comerciales

La dinámica que se sigue en este tipo de incentivos es sencilla: los concesionarios adelantan las ayudas públicas (en este caso son 1.000 o 2.000 euros, dependiendo del vehículo) en las ventas que realizan de los coches con incentivo, previa validación de una serie de documentación del organismo competente; y unas semanas después los puntos de ventas reciben los incentivos del Gobierno. 

En este esquema, los concesionarios han ido realizando con normalidad ventas y recibiendo la subvención durante los primeros meses del plan. Éste entró en vigor en febrero de 2013 y hasta el mes de noviembre reinó la normalidad. De hecho, el Gobierno ha pagado 16,85 millones (menos de la mitad). Pero desde esta fecha, han seguido haciendo operaciones hasta finales de diciembre y sin recibir los incentivos. Siguiendo con estos datos, el Gobierno debe 21 millones de euros, una media de unos 70.000 euros a cada uno de los puntos de venta acreditados en el plan. La mayor parte de este dinero corresponde a operaciones que cerraron desde el pasado verano.

La mayor parte del dinero pendiente de cobro es de ventas que cerraron de agosto a diciembre del año pasado

De estos, Tragsa ya ha validado expedientes por un valor de 18,9 millones y, por tanto, se encuentran sólo pendientes de reembolso. Además hay expedientes por cerca de un millón de euros pendientes de validación; otro tanto pendiente de tramitar documentación y una pequeña cantidad (361.500 euros) pendiente de subsanar algún fallo en los trámites. 

Evolución del pago del Plan PIMA Aire y PIMA Aire Dos, a 24 de abril. 

Fuente: Datos del último informe de Tragsa (SEPI). 

Atasco entre Agricultura y Hacienda

El atasco en las órdenes de pago que sufren los concesionarios se encuentra entre el ministerio de Agricultura y Hacienda. En teoría, una vez que toda la documentación está validada por Tragsa, el ministerio de Agricultura da la orden de pago, que se realiza con cargo a los créditos del presupuesto de este ministerio.

Esta orden de pago llega a Hacienda, ya que el pago se realiza a través del llamado Cajero de Pagos Especiales, habilitado en la Dirección General del Tesoro y Política Financiera o en las Delegaciones de Economía y Hacienda.

La aplicación de ambos planes ha supuesto la renovación de cerca de 20.000 vehículos comerciales, por modelos más eficientes y de menor impacto ambiental, así como la adquisición de alrededor de 700 motocicletas y ciclomotores eléctricos e híbridos y bicicletas de pedaleo asistido por motor eléctrico. 

En paralelo, el sector sigue pendiente de seguir recibiendo incentivos a la compra del vehículo nuevo. En unas semanas, el Gobierno anunciará el nuevo plan de ayuda a la compra del vehículo eléctrico, para el que tiene reservado 10 millones de euros para este ejercicio; y nuevos planes PIVE (su sexta edición ya). Ambos se podrían anunciar en el contexto del Salón del Automóvil que se celebra este año en Madrid entre el 20 y el 25 de mayo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba