Empresas

Las marcas de coches que investiga Competencia cruzaban datos comerciales cada cuatro meses durante la crisis

El intercambio de información entre las principales marcas de coches era fluída. Se reunían al menos una vez al año en hoteles de Madrid o Barcelona y cada cuatro meses se trasferían datos vía e-mail, según explican fuentes a este periódico. 

Competencia abrió el pasado mes de septiembre el mayor expediente sancionador contra el motor.
Competencia abrió el pasado mes de septiembre el mayor expediente sancionador contra el motor. EP

Toyota, General Motors, Nissan, Renault, Seat, Skoda, Fiat... Más de una docena de marcas de coches, las más fuertes en España (las que se pelean por el 7%-8% del negocio), mantenían un contacto fluído en el intercambio de datos comerciales que investiga Competencia en el mayor expediente sancionador que ha vivido el motor en España por posibles prácticas anticompetitivas, consideradas muy graves y que podrían dar lugar a multas de hasta el 10% del volumen de negocio, según explican fuentes a este diario.

En esta relación, las marcas intercambiaban datos al menos cada cuatrimestre por correo electrónico y una o dos veces al año en reuniones que se celebraban en hoteles tanto en Madrid o como en Barcelona, según estas mismas fuentes.  El objetivo de estas reuniones, a las que acudían ejecutivos de segundo y tercer nivel de cada compañía, era el intercambio de información comercial. Aunque este cruce de datos cobra más sentido para las marcas durante la crisis económica, estas reuniones se venían sucediendo “desde años antes”.

Entre esta información sensible, la más deseada era la rentabilidad media de la red de concesionarios, un dato que desde que arrancó la crisis económica ha mantenido en vilo a las marcas de coches. La necesidad del fabricante de contar con una red comercial eficiente cobra más importancia ahora. La caída de las ventas, en un 60% en los últimos años en España, ha provocado el cierre y muchos ajustes en los concesionarios (en este ejercicio por ejemplo la rentabilidad negativa media de la red ha sido del 0,5%).

“La rentabilidad de un concesionario depende de la presión que ejerza la marca sobre los márgenes comerciales. Cuando el volumen de ventas cae tanto, la política comercial de la marca va trazando en buena parte la rentabilidad de su red de concesionarios”.

Otro de los asuntos que se venían tratando en estas reuniones era la evolución de los contratos entre las marcas y concesionarios a la sombra de la polémica ley de distribución, que sigue sin aprobarse, y el reglamento europeo que regula la relación entre ambos.

El promotor de algunos de estos encuentros, según otras fuentes consultadas, es una multinacional americana Snap-On, a la que también investiga Competencia. Snap-On es uno de los proveedores de informes de referencia en el sector de la automoción. 

A mitad de la instrucción

El sector del motor sigue en vilo ante la posible multa de hasta el 10% de su facturación que les puede caer por supuestas prácticas anticompetitivas. En estos momentos, la investigación se encuentra en el ecuador del periodo de instrucción que abrió la entonces Comisión Nacional de Competencia (hoy integrada en el macroregulador CNMC, la ComisiónNacional de los Mercados y la Competencia), en septiembre de 2013. Dicho periodo se puede extender como tope 18 meses para su posterior resolución.

Los días 4, 5 y 6 de junio de 2013, la CNC llevó a cabo una serie de inspecciones bajo la sospecha de posibles prácticas anticompetitivas en la distribución de coches, consistentes en la fijación, de forma directa o indirecta, de precios y condiciones comerciales y de servicio, así como el intercambio de información comercialmente sensible. Fruto de e estas inspecciones, la CNC detectó indicios de conductas prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia (LDC), por lo que  abrió estos expedientes sancionadores.

La investigación afecta a 96 marcas de automóviles, empresas del sector, concesionarios y asociaciones. Las empresas investigadas son Nissan, Renault, Toyota, Chrysler, General Motors, Fiat, Ford, Chevrolet, Hyundai, Honda, Kia, Peugeot Citroen, Volkswagen, Audi y Seat, así como a las empresas A.N.T. Servicalidad, S.L., Horwath Auditores España, S.L.P, Urban Science España y Snap-on Business Solutions.

Competencia investiga también las asociaciones de concesionarios españoles de Volkswagen, Audi y Skoda (Acevas), de Seat (Ancosat), de Opel (Ancopel) y Ford (Acoford), una serie de concesionarios distribuidores de coches de las marcas Volkswagen, Nissan, Hyundai, Opel, Toyota, Land Rover, Audi y Seat,  así como en la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba