Empresas

El Gobierno trata de saldar la deuda con los concesionarios antes de renovar un nuevo plan de ayudas al motor

Tras casi medio año de parón, el Gobierno acaba de empezar a pagar los primeros 250.000 euros de los casi 21 millones que debe los concesionaros, encargados de adelantar las ayudas públicas en la venta de vehículos nuevos. 

El Gobierno podría anunciar nuevas ayudas durante el Salón del Automóvil de Madrid, que arranca el próximo 20 de mayo.
El Gobierno podría anunciar nuevas ayudas durante el Salón del Automóvil de Madrid, que arranca el próximo 20 de mayo.

Cientos de concesionarios empiezan a recibir el dinero público que les tocó adelantar en 2013 dentro del plan de incentivo para la compra del vehículo comercial de 2013, el llamado plan PIMA AIRE dotado de 38 millones de euros. El Gobierno acaba de devolver una pequeña parte de los 21 millones de euros pendientes (debe más de la mitad del plan).

En concreto, durante los primeros días de mayo, la factura pendiente se ha reducido en 245.000 euros, según datos de Tragsa (SEPI), empresa encargada de tramitar las ayudas públicas, a los que ha tenido acceso Vozpópuli.

Tragsa ya ha validado expedientes por un valor de 19,4 millones y, por tanto, se encuentran sólo pendientes de reembolso. Además hay expedientes por 308.000 euros pendientes de validación; casi un millón pendiente de tramitar documentación y una pequeña cantidad (210.500 euros) pendiente de subsanar algún fallo en los trámites. 

Fuente: Datos del último informe de Tragsa (SEPI). 

El objetivo inicial, según fuentes conocedoras, es que el Gobierno salde la deuda en las próximas dos o tres semanas, fecha en la que curiosamente, podría anunciar la llegada de nuevos planes. Gran parte del sector prevé que el Gobierno podría anunciar en breve el nuevo plan de ayuda a la compra del vehículo eléctrico, para el que tiene reservado 10 millones de euros para este ejercicio; además de nuevos planes PIVE(su sexta edición ya) para la compra del vehículo nuevo. Ambos se podrían anunciar en el contexto del  Salón del Automóvil que se celebra este año en Madridentre el 20 y el 25 de mayo. De hecho, el Gobierno ya ha prometido al sector en privado que habrá ayudas públicas para todo el 2014.

El Gobierno llevaba unos cinco meses con el proceso de reembolso a los concesionarios parado. En la dinámica habitual, los concesionarios adelantan las ayudas públicas (en este caso son 1.000 o 2.000 euros, dependiendo del vehículo) en las ventas que realizan de los coches con incentivo, previa validación de una serie de documentación del organismo competente; y unas semanas después los puntos de ventas reciben los incentivos del Gobierno. En este esquema, los concesionarios han ido realizando con normalidad las ventas y recibiendo la subvención durante los primeros meses del plan. Pero desde el pasado mes de diciembre, este reembolso se atascó, entre Hacienda y Agricultura. 

Una vez que toda la documentación está validada por Tragsa, el ministerio de Agricultura da la orden de pago, que se realiza con cargo a los créditos del presupuesto de este ministerio. Esta orden de pago llega a Hacienda, ya que el pago se realiza a través del llamado Cajero de Pagos Especiales,habilitado en la Dirección General del Tesoro y Política Financiera o en las Delegaciones de Economía y Hacienda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba