Empresas

El plan de los 'Tres Millones' de Armero cala: 12 marcas de coches se pasan al 'lobby' Anfac en dos años

Representa los intereses de las marcas de coches con fábrica en España, pero sus logros, como el plan de incentivos a la compra del vehículo (PIVE), y su agitada agenda en Europa están provocando que muchos importadores se pasen a Anfac. 

Mario Armero y Rafael Prieto, vicepresidente ejecutivo y presidente de Anfac, respectivamente; y José Manuel Soria, de izquierda a derecha.
Mario Armero y Rafael Prieto, vicepresidente ejecutivo y presidente de Anfac, respectivamente; y José Manuel Soria, de izquierda a derecha. MINETUR

La llegada del ejecutivo Mario Armero (ex Ezentis y ex General Electric) al sector del automóvil no está pasando desapercibida. Al contrario. Desde que aterrizó como primer ejecutivo del principal lobby del automóvil, Anfac, en enero de 2012, su mensaje y sus éxitos han ido calando, de tal manera que durante estos dos últimos años y medio una docena de marcas de coches que operan en España se ha pasado al lobby de Armero.

Se trata de las compañías Toyota y su marca de alta gama Lexus; PorscheHyundai, Kia, Scania, Man, Mitsubishi, Infiniti, Subaru, SsangYong y Daf, todas ellas procedentes de Aniacam, la patronal que dirige Víctor García. Ninguna de ellas tiene fábricas en España, pero todas ellas han llamado a la puerta de Anfac motivadas por el empujón que está dando Armero al sector tanto en España como en Europa. 

El plan estratégico 'Tres millones', que diseñó Armero, está enfocado a que las fábricas españolas vuelvan a trabajar a pleno rendimiento, pero también incluye una serie de medidas que persigue impulsar las ventas en España, precisamente para que el mercado sea atrativo a la inversión extranjera. Uno de los logros en este sentido ha sido el impulso de los planes de incentivo, PIVE, que está animando las ventas de coches nuevos.

La misión más importante del vicepresidente ejecutivo de Anfac fue poner en valor al sector que más inversión extranjera atrae a nuestro país.  Muchas marcas de coches se encuentran en plena reordenación de su negocio en Europa ante la caída de la demanda, y han encontrado en Anfac el vehículo para exigir al Gobierno una serie de medidas fiscales y de inversión para ser más competitivos. Muchas pertenecen a la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea), cuyo representante en España es Anfac.

Anfac ha ganado peso (pasa de representar el 81% al 86%), pero lo más importante, es el salto que ha dado: ha pasado de ser una patronal más a un verdadero lobby de presión a las administraciones. Con Armero, la agenda de Anfac se ha multiplicado y ha ganado valor: ha pasado de tener encuentros esporádicos con esferas del poder, a mantener un hilo permanente con ministros, alcaldes, e incluso, europarlamentarios, Casa Real... 

Este trasvase de las marcas de una patronal a otra contrasta con el anquilosamiento que siempre ha caracterizado a este sector, en sus cuatro principales patronales -fabricantes (Anfac); importadores (Aniacam); talleres (Ganvam); y concesionarios (Faconauto)-  es la prueba más clara de que el plan de Armero está cuajando. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba