Infraestructuras

Atlantia se aferra a la CNMV para defenderse del Gobierno en la operación Abertis

El Ejecutivo insiste en que Atlantia precisa de sus autorizaciones en lo referente a las concesiones de autopistas e Hispasat para llevar a cabo la compra de Abertis. La estrategia del grupo italiano pasa por considerar la de la CNMV como una última palabra.

Entrada a la sede de la CNMV en Madrid.
Entrada a la sede de la CNMV en Madrid. EFE

El Gobierno no va a ponerle nada fácil a la italiana Atlantia la compra de Abertis. De los rumores y las interpretaciones de determinadas palabras de miembros del Ejecutivo se ha pasado a los hechos: las cartas de los departamentos de Fomento y Energía en las que informan a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el grupo transalpino no ha solicitado una serie de autorizaciones pertinentes para llevar a cabo la operación. No obstante, Atlantia ha encontrado en el organismo supervisor un inesperado aliado en la batalla.

La estrategia de la compañía italiana para hacer frente a la hostilidad del Gobierno español pasa precisamente por aferrarse al hecho de que la institución que preside Sebastián Albella ha dado el visto bueno al folleto de OPA sobre Abertis, pese a que Atlantia ni siquiera ha solicitado las autorizaciones que desde Moncloa sostienen que necesita para hacerse con la concesionaria de infraestructuras española.

Fuentes del mercado aseguran que el visto bueno de la CNMV será interpretado por Atlantia como la última palabra, con el argumento de que en ningún caso el supervisor hubiera autorizado el folleto de la operación, valorada en algo más de 16.300 millones de euros, si considerara que el oferente precisa de una autorización que ni siquiera ha solicitado al Gobierno, como especifica Atlantia en el folleto de OPA aprobado al fin este lunes por la CNMV.

En cualquier caso, el episodio de las cartas ha contribuido a que la decisión final del supervisor sobre la oferta sobre Abertis se haya retrasado unos diez días, un tiempo que ha podido resultar precioso para que ACS termine de ultimar los detalles de la contraoferta que prepara desde antes del verano y que tendrá que poner encima de la mesa en breve.

Tiempo para ACS

Este martes se ha conocido el calendario definitivo en torno a la OPA de Atlantia, incluyendo el del plazo de aceptación, que determina hasta qué día puede presentar ACS su oferta competidora por Abertis. La fecha límite será el 24 de octubre, según ha informado la CNMV.

En los últimos días, ACS ha acelerado los trámites para armar la oferta, aunque fuentes del mercado aseguran que necesita aún cerrar una serie de negociaciones que en ningún caso hubieran llegado a tiempo si el plazo de aceptación de la oferta de Atlantia hubiera concluido a lo largo de la presente semana.

La de ACS es la opción del Gobierno para evitar que Abertis termine en manos italianas, una alternativa que nunca ha sido del agrado de Moncloa, desde donde observan con mucho recelo el ejemplo de una operación como la compra de Endesa por parte de Enel.

No obstante, las citadas fuentes aseguran que el Gobierno se guarda algún que otro as en la manga para tratar de hacer que la operación de Atlantia no termine de llegar a buen puerto o, al menos, se complique. El convencimiento de que la oferta de ACS llegará es casi pleno pero desde hace tiempo el Ejecutivo está trabajando con la base de diversos escenarios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba