Empresas

Arturo Fernández fundirá Ceim y Cámara y las bautizará como 'Empresarios de Madrid'

‘Empresarios de Madrid’ será el resultado de la “simbiosis” –que no fusión- que prepara el vicepresidente de CEOE para ahorrar y cohesionar las dos instituciones que preside. Cumplirá su mandato en la patronal madrileña, pese a los rumores que dicen lo contrario.

Arturo Fernández (izda.) junto a Botella y Joaquim Gay de Montellà, líder de la patronal catalana.
Arturo Fernández (izda.) junto a Botella y Joaquim Gay de Montellà, líder de la patronal catalana. Fernando Alvarado (EFE)

Juan Rosell prepara una reforma estatutaria de calado en la patronal CEOE que verá la luz aproximadamente en junio; y Arturo Fernández, 'número dos' de la confederación de empresarios, hará lo mismo en la patronal madrileña Ceim que él preside, cargo que también ocupa en la Cámara de Comercio de Madrid. Aprovechando las dos presidencias, Fernández quiere imprimir mayor cohesión entre Ceim y Cámara aplicando la filosofía de Rosell en CEOE: gestión más austera, menos altos cargos, vivir de las cuotas y no de las subvenciones y erradicar las duplicidades entre ambas, según ha podido saber este medio.

El resultado se producirá una vez que el Congreso apruebe la nueva Ley de Cámaras, prevista para el próximo otoño; y tiene un nombre: Empresarios de Madrid. La 'simbiosis' (que no fusión: una y otra funcionarán dentro de la nueva superestructura pero con diferentes funciones) es un reto asumido personalmente por el empresario hostelero, que cree que patronales y sindicatos necesitan transformarse para sobrevivir en los próximos años. Y, todavía más importante, es un cambio que busca ser un modelo para las demás patronales territoriales en España, varias de ellas con el agua al cuello.

Para lograrlo, Arturo Fernández se beneficia de una posición singular: junto a provincias como Asturias o Melilla, el propietario del Grupo Cantoblanco es de los pocos dirigentes que combinan el liderazgo de patronal autonómica y Cámara de Comercio, enfrentadas en no pocos rincones del país.

Menos vicepresidentes

A diferencia de CEOE, el plan para fundir todas las asociaciones empresariales madrileñas no está tan avanzado, por lo que puede sufrir alteraciones en los próximos meses. Sin embargo, conserva las líneas maestras que rigen la reforma de la confederación presidida por Rosell. Para empezar, hay una apuesta clara por la reducción de cargos en Ceim, que se plasmará tanto en la Junta Directiva como en el número de vicepresidencias. Después, tratará que la nueva marca viva solo de las cuotas de los socios, sin ayuda de las subvenciones. En tercer lugar aparece una nueva reducción, la de mandatos: Fernández impondrá dos legislaturas como máximo a los futuros mandatarios. Finalmente, habrá que reorganizar algunas funciones: dentro de Empresarios de Madrid, la Cámara se centrará en atender las necesidades de los patronos asociados mientras que Ceim se encargará de la parte más política, la que tiene que ver con el diálogo social y la negociación con los sindicatos. 

Lenguaraz, polémico, vinculado a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, Fernández tocó fondo hace meses cuando le acusaron de pagar en negro parte del sueldo de sus cerca de 3.000 empleados, algo que la inspección investiga. Sin embargo, Arturito concluirá mandato en Ceim y en CEOE frente a los rumores que anunciaban su dimisión, y parece cada vez más vinculado al catalán Rosell, con quien tuvo sus más y sus menos durante la deriva nacionalista protagonizada por Artur Mas. Con Empresarios de Madrid, el hostelero tiene una nueva oportunidad para reafirmar su liderazgo en el gremio. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba