Empresas

Bañuelos da un portazo a Mas y La Caixa al abandonar el proyecto de Barcelona World

La gran beneficiada de esta operación turística, impulsada por el gobierno catalán de CiU para contrarrestar a Madrid al haber conseguido el hoy frustrado proyecto de Eurovegas, era La Caixa puesto que el promotor Bañuelos iba a pagar un precio por unos terrenos ahora en desuso.

El principal accionista de Veremonte, Enrique Bañuelos; el conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, el presidente de La Caixa, Isidre Fainé; y el presidente de la Generalitat, Artur Mas
El principal accionista de Veremonte, Enrique Bañuelos; el conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, el presidente de La Caixa, Isidre Fainé; y el presidente de la Generalitat, Artur Mas EFE

Duro revés a las aspiraciones de Artur Mas de planificar e impulsar el mayor centro lúdico de ocio que tendría en el futuro Cataluña bajo el nombre de Barcelona World. El presidente de la Generalitat había hecho suyo el compromiso en esta legislatura de que se pusiera la primera piedra del complejo de ocio y entretenimiento en la Costa Dorada de Tarragona, concretamente en unos terrenos ubicados entre los municipios de Salou y Vilaseca.

Sin embargo, uno de los socios de los que se vanaglorió Mas hace dos años y el principal promotor de la construcción del complejo, la inmobiliaria Veremonte propiedad del empresario del ladrillo Enrique Bañuelos, se ha bajado del carro del proyecto al no alcanzar un acuerdo económico para comprar los terrenos -donde ahora hay arbustos próximos a un campo de golf- con la propietaria de dichos terrenos, La Caixa.

La gran beneficiada de esta operación turística, impulsada por el gobierno catalán de CiU para contrarrestar a Madrid al haber conseguido el hoy frustrado proyecto de Eurovegas, era La Caixa puesto que el promotor Bañuelos iba a pagar un precio por unos terrenos ahora en desuso.

La gran beneficiada de esta operación turística, impulsada por el gobierno de CiU para contrarrestar el frustrado Eurovegas, era La Caixa 

Veremonte ha decidido no ejercer la opción de compra que vencía este miércoles para adquirir dichos terrenos donde se iba a proyectar Barcelona World, el complejo de casinos, hoteles y tiendas de lujo. Así lo ha anunciado en un comunicado la firma, en la que da por supuesto que sigue interesada en el proyecto, que ahora se encuentra pendiente de la redacción del Pla Director Urbanístic (PDU) que elabora la Generalitat.

"Durante el periodo de definición del plan director urbanístico, es intención de las sociedades precalificadas vinculadas a BCN World seguir trabajando en el diseño de cada uno de los resorts integrados", han señalado desde la inmobiliaria. De este modo Veremonte se refiere a tres de las cuatro candidaturas que han superado la primera fase del concurso de licencias de la Generalitat para el Centre Recreatiu i Turístic. Se trata de la que comparte con Melco, la que forma con Hard Rock y la que Melco lleva sola y la curta empresa interesada en este proyecto turístico es el grupo de casinos y juego Peralada.

Una vez descartado que sea Veremonte quien abone a La Caixa los 380 millones de euros por los terrenos anexos a Port Aventura, la inmobiliaria controlada por el empresario valenciano asegura que "una vez se conozcan las condiciones del Plan Director Urbanístico y del concurso de licencias de casino, las sociedades precalificadas optarán a ellas ejecutando el proyecto".

"Entre tanto, BCN World sigue recibiendo el interés por parte de nuevos grupos de inversores y operadores, lo que confirma   su sentido estratégico y su viabilidad para convertirse en uno de los principales complejos de ocio de Europa. Recordar que hasta la fecha conforman el proyecto BCN World las empresas Veremonte, Melco, Hard Rock, Ceasars, Value Retail, Meliá y Port Aventura", han culminado su comunicado. Sin embargo, esta lista de socios no ha sido suficiente para lograr estos fondos.

Veremonte ha alegado que hay una falta de concreción en el Pla Director Urbanístic (PDU) de BCN World, que aún no se ha definido. A pesar de que a partir del próximo jueves cualquier persona o sociedad puede adquirir los terrenos, la sociedad de Enrique Bañuelos asegura que sigue adelante con su participación en el proyecto del macrocomplejo de ocio y fuentes de la empresa han explicado que no descartan adquirir los terrenos más adelante.

El Govern sigue apostando por Barcelona World

El conseller d'Empresa i Ocupació, Felip Puig, ha manifestado su ''convicción'' de que, sea cual sea el resultado final que tenga la operación del grupo Veremonte del empresario Enrique Bañuelos, el Govern seguirá 'apostando' por este proyecto empresarial en los terrenos adyacentes al parque temático de Port Aventura. Para Puig se trata de una iniciativa que "tiene recorrido porque hay inversores y operadores".

El conseller se ha mostrado convencido de que con esta base empresarial, este proyecto verá "la luz a lo largo de los próximos meses de 2015". El conseller ha hecho estas declaraciones sin conocer la decisión de Veremonte de no ejecutar la opción de compra sobre los terrenos propiedad de La Caixa.

El conseller d'Empresa i Ocupació se ha mostrado convencido de que este proyecto verá "la luz a lo largo de los próximos meses de 2015"

La zona donde se la Generalitat prevé que se ubique Barcelona World, si finalmente otro inversor asume el proyecto tras la salida de Veremonte comunicada este miércoles, contiene unas 826 hectáreas, de las cuales 200 están ocupadas ya por Port Aventura. La Generalitat ha calculado la inversión en 6.000 millones de dólares (unos 4.700 millones de euros) para un proyecto de seis complejos turísticos tematizados. Lo que se pretende es recrear seis zonas del mundo: Europa, EE.UU.Rusia, China, Brasil e India.

El macrocomplejo ocupará 1.5 millones de metros cuadrados, tendrá 12.000 habitaciones y seis hoteles (2.000 habitaciones por hotel). Bañuelos había calculado que producirá unos 20.000 puestos de trabajo directos y ha valorado la elección de los terrenos por su proximidad con Barcelona, con el aeropuerto de Reus, el hecho de disponer de una estación de tren propia, acceso directo a la AP-2 y la proximidad del puerto de Tarragona.

Entre las ventajas de Barcelona World antes de construirse, se encuentra el hecho de que los terrenos ya cuentan con las infraestructuras y los servicios necesarios (luz, agua...) que tanto cuestan de hacer en los terrenos vírgenes. Además, la zona ya cuenta con tres campos de golf funcionando, playa, piscinas, zonas deportivas y la proximidad de una realidad de éxito como Port Aventura, que recibe unos 4 millones de visitantes al año. Cada una de las seis zonas, que estarán interconectadas, tendrá hoteles temáticos, tiendas, teatro, centros de convenciones, casinos, oficinas y servicios.

Veremonte había calculado que se podría inaugurar a finales de 2016, pero finalmente la empresa de Bañuelos se ha bajado del proyecto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba