SEGÚN LA PRENSA LOCAL

Argentina presiona con desembarcar en YPF y desplazar al socio de Repsol

Cristina Kirchner quiere mandar en la petrolera y prevé comprar las acciones del socio argentino de Repsol, Petersen, que ya no es afín al Gobierno y lla petrolera española se quedaría con el 50%, según la prensa argentina. 

Cristina Fernández Kirchner
Cristina Fernández Kirchner Bernardo Londoy (CC) vía Flickr

Nuevo capítulo en la crisis de YPF. El Gobierno Argentino presionó ayer a la compañía con informaciones, a través de la prensa local, que apuntaban a un posible desembarco oficial en la petrolera YPF, donde Repsol posee casi el 58%. El plan de Cristina Kirchner pasaría por adquirir un 33% de las acciones de la petrolera. Quiere tomar el control de la compañía y sustituir a los socios argentinos de Repsol, la familia Eskenazy, que ha dejado de ser afín al gobierno argentino y son los que controlan la primera petrolera del pais, desde hace un par de años (Antonio Gomis, el hombre de Brufau en YPF, dejó la gestión en 2010 por presión del grupo local argentino Petersen). El Estado tendría derecho a sus cuatro directores y además, la acción de oro –le permitiría ocupar un sillón más en el consejo de administración.

Este movimiento no es baladí. Argentina está pasando por una grave crisis económica y energética. El invierno se echa encima y la industria está sufriendo ya restricciones ante la falta de gas. Argentina necesita in extremis controlar una empresa con beneficios. YPF, que gana unos 3.000 millones de dólares al año, se coloca en primera línea de sus objetivos. La familia Eskenazi, que entró en YPF a crédito (avalado por la propuia Repsol) en 2008 con el visto bueno del ex presidente Néstor Kirchner, quedaría desplazada. El Gobierno adquiriría el 25% de las acciones. Y por otro lado, dicho plan, que se encuentra sobre la la mesa del viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el del secretario de Energía, Daniel Cameron, tendría previsto adquirir cerca de un 10% de Repsol, que quedaría con una participación de un 50%.

Desde que el Gobierno argentino dió un frenazo al reparto del dividendo en efectivo último consejo de administración, y el pago del crédito de Eskenazi a Repsol se puso en peligro. Argentina, ahogada en una grave crisis económica y energética, impidió a YPF repartir los beneficios de 2011 entre los accionistas y obligó a que los recursos se quedaran en el país. La duda está a qué precio quiere entrar el Gobierno argentino en YPF y qué consecuencias tendría para Repsol, avalista de los Eskenazy en YPF, dentro del plan de argentinización de la compañía. 

El precio que está marcando el Gobierno, a través de la prensa, es tres veces más barato de la capitalización de YPF. El secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zanini proponen pagar al valor de libros de YPF, de 18.718 millones de dólares, frente a los 56.440 millones de dólares que vale en bolsa. Según El Cronista, Repsol está predispuesta a vender una parte de YPF. Pero a esos valores “sería muy difícil justificar la decisión frente a sus accionistas.

En medio de la polémica, según declaraciones recogidas por EFE, fuentes de la compañía negaron versiones sobre las supuestas intenciones del gobierno de Cristina Fernández de hacerse con el 33% de las acciones de YPF. Las relaciones entre YPF y el Gobierno, en palabras de un alto directivo de la empresa, son como las de un "matrimonio, con subidas y bajadas".

"Que se discuta no significa que nos divorciemos. Hay un momento de tensión, pero también hubo momentos dulces", agregó el directivo, que adelantó que el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha solicitado un encuentro con la presidenta del país y que espera una respuesta en los próximos días.

Nuevos hallazgos y acuerdo con Exxon

En paralelo, la petrolera YPF  anunció ayer importantes hallazgos de crudo en Mendoza, mientras negocia con el gigante norteamericano Exxon la explotación de un yacimiento gigantesco en Argentina y se defiende en los tribunales de los ataques del Gobierno. El principal hallazgo se encuentra en el zona medocina de Vaca Muerta, que de unos 30.000 kilómetros cuadrados entre las provincias de Neuquén y Mendoza, que está considerada una de las mayores áreas de recursos no convencionales del mundo.

La compañía confirmó ayer los rumores sobre las negociaciones de YPF con el gigante estadounidense Exxon Mobil sobre un acuerdo para explotar petróleo y gas no convencional en el yacimiento de Vaca Muerta. "No tenemos un acuerdo definitivo con Exxon. Estamos en negociaciones para explotar petróleo y gas no convencional en Vaca Muerta, pero no hay aun términos específicos para firmar un acuerdo", apuntaron las fuentes consultadas.

Las negociaciones se mantienen en medio de los ataques del gobierno que presiden Cristina Fernández contra YPF, a la que acusa de descuidar sus inversiones y provocar una caída en la producción que obligará a Argentina a desembolsar cerca de 10.000 millones de dólares en la compra de hidrocarburos este año.

En las últimas semanas, seis provincias argentinas -entre ellas Neuquén, Mendoza y Chubut- han retirado a YPF licencias sobre diez áreas de explotación que, en conjunto, suponen alrededor de un 4 por ciento de la producción total de crudo y gas de la compañía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba