Empresas

Malos tiempos para Apple: cae en bolsa y registra los peores beneficios en una década

La compañía californiana se enfrenta a una dura realidad: sus beneficios han caído un 18% y en lo que va de año se ha dejado un 19% de su valor en bolsa, poniendo en evidencia una 'crisis de identidad' en los mercados y la dependencia del iPhone.

La compañía californiana Apple se enfrenta estos días a una dura realidad. Los beneficios del que para esta compañía ha sido el segundo trimestre del año fiscal y sus resultados en bolsa, actualmente en mínimos, han puesto en evidencia la dependencia de la compañía de uno de sus productos estrella, el iPhone.

Este modelo de smartphone se ha convertido en una referencia de calidad en el mercado de la telefonía móvil, es el producto que más margen de beneficios deja a la compañía dirigida por Tim Cook y la presentación de su último modelo, el iPhone 5, coincidió con el precio máximo de sus títulos en bolsa, que cerraron a 702,10 dólares (535,35 euros). Aquello ocurrió en septiembre de 2012. Desde entonces, los mercados han perdido la fe en esta tecnológica, una de las más poderosas atendiendo a su volumen de facturación y a los ‘ahorros’ que posee, que dan para pagar el rescate de Chipre.

Pero las últimas noticias que llegan desde Cupertino no son tan buenas: sus acciones cerraron este viernes a 450 dólares (343 euros), con lo que han perdido un 35% de su valor desde la presentación del nuevo teléfono y un 19% en lo que va de año. Y todavía deben dar gracias por esta cotización, ya que las acciones cerraron el pasado 19 de abril a 390 dólares, menos de 300 euros. Quedan lejos aquellos días en que los analistas pronosticaban que los títulos de Apple llegarían a los 1.000 dólares.

La caída hizo que saltaran todas las alarmas y se hablara de un 'castigo' del mercado hacia la compañía. "El mercado no está siendo irracional con Apple hoy", indicaba un hedge fund a Reuters, sino que "estaba siendo irracional con Apple el año pasado", cuando el precio de las acciones seguía al alza y se hicieron todos esos pronósticos sobre nuevos récords en la cotización.

Tras tocar ese mínimo y retroceder a niveles de 2011 en Wall Street, Apple presentó sus resultados del segundo trimestre. Los analistas esperaban una ligera contracción del beneficio, que, aunque positivo, quedaría en el 8%, pero se encontraron con una caída del 18%. No es de extrañar que Cook utilizara la palabra “frustración” durante la presentación de estos resultados, los peores en una década.

¿Cambio de ciclo?

El diario The Wall Street Journal cree que Apple se enfrenta a una crisis de identidad entre los inversores y se pregunta si debe ser valorada como una empresa de hardware (ordenadores, teléfonos y otros productos) o si debe recibir la misma consideración que tecnológicas como Amazon y Google, que centran su negocio en servicios en vez de en productos tangibles. En este sentido, Apple podría ser una compañía híbrida, ya que ofrece productos pero también servicios como iTunes o la App Store, aunque aún tiene demasiada dependencia de sus dos productos estrella: el iPhone y el iPad.

Pese a que el iPhone sigue siendo un estándar de calidad en la telefonía móvil, la estrategia que tan bien funcionó durante años de manejar un catálogo con pocos productos que se mantienen inalterables durante mucho tiempo ya no es tan efectiva. La gran beneficiada ha sido la compañía coreana Samsung, principal competidor de Apple en el mercado de los teléfonos inteligentes, que ha ampliado su margen en este campo al 32,7% (cuatro puntos más que hace un año), mientras que la compañía californiana ha caído casi un 6% en el último año, hasta el 17,3% de cuota de mercado.

Con el iPhone 5 recién sacado al mercado, ya están circulando especulaciones sobre un nuevo modelo, el 5S. Según Reuters, este mes ya comenzaría la fabricación de los primeros componentes para ensamblar los terminales a partir de junio. Otros rumores apuntan a un teléfono más barato.

Los analistas creen que Apple debería dejar atrás la dependencia del iPhone y centrarse en otros productos. Corre peligro de caer en otra dependencia, en este caso con el iPad, cuyas ventas aumentaron un 65% según los últimos resultados. La cuestión es que todos estos productos se desarrollaron bajo el mando de Steve Jobs, fallecido hace año y medio y el equipo de Cook aún no ha mostrado los productos que está desarrollando, por lo que es difícil prever en qué dirección se moverá el futuro de la compañía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba