Empresas

Los fotovoltaicos retan a la CNMC a que se labre “el prestigio” y plante cara a Soria

La patronal Anpier pide por carta al presidente del 'macrorregulador' que vele por el “interés general” al dictaminar sobre el nuevo Decreto de Renovables remitido por Industria y obvie “cualquier tipo de componenda o presión interesada”.

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada.
El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. Europa Press

Usted está en riesgo de darle el visto bueno a una norma absolutamente retroactiva, que supondrá la ruina inmediata de las 55.000 familias a las que represento, y que todavía no logran comprender qué es lo que han hecho mal para que el mismo Estado que les animó a destinar sus ahorros a la generación de energía solar fotovoltaica, haya decidido ahora arruinarles sin ningún miramiento. Familias de clase media, compuestas por trabajadores honestos, hombres y mujeres que cumplen con sus obligaciones, pagan sus impuestos y sólo aspiran a poder vivir en paz y con dignidad del fruto de su esfuerzo diario”.

Así comienza la extensa carta que ha remitido el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier), Miguel Ángel Martínez-Aroca, a los máximos responsables de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), incluyendo a su presidente, José María Marín Quemada, con ocasión del informe preceptivo que debe elaborar el recién creado ‘superregulador’ sobre el Real Decreto del Ministerio de Industria por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, cogeneración y residuos.

En la misiva, remitida el pasado martes, Martínez Aroca se despacha, con un lenguaje épico marca de la casa, contra el actual “modelo energético oligopolístico y gravoso para los españoles” y lanza un reto a Marín Quemada, ex alto directivo de Cepsa colocado por el Gobierno al frente del nuevo organismo, en funcionamiento desde el pasado 7 de octubre.

"Entiendo que su responsabilidad es también elevada y que la recién nacida Comisión (…) aspira a ser una institución esencial que contribuya a la construcción de un futuro próspero para nuestro país y a alcanzar así el respeto y prestigio que toda entidad independiente se labra cuando mira por el interés general de la soberanía popular, obviando cualquier tipo de componenda o presión interesada”, señala.

La CNMC debe elaborar un informe preceptivo del Decreto de renovables, cuya primera versión fue vapuleada por la CNE y la CNC

“Le insto, le ruego, le imploro a que proceda con la independencia que le presumimos a usted y a su institución, el futuro de nuestra nación está en juego”, concluye la misiva, que Anpier también ha remitido a la vicepresidenta de la CNMC, al resto de consejeros y a los responsables de la Dirección y subdirecciones de Energía del organismo.

El nuevo Real Decreto fue remitido a la CNMC en la tarde del pasado 28 de noviembre. Industria lo reescribió tras los varapalos propinados al texto original (de julio pasado) por las extintas Comisión Nacional de la Energía (CNE) y Comisión Nacional de la Competencia (CNE), antecedentes de la CNMC. Esta sólo tiene que elaborar un informe preceptivo (no vinculante) sobre el borrador, que, no obstante, de ser crítico con el nuevo texto elaborado por Industria, daría nuevos argumentos a los críticos con la ofensiva antirrenovable de José Manuel Soria, para la que en el sector se vaticina una avalancha de pleitos y demandas.

La nueva regulación que ahora valora la CNMC “deroga de un plumazo toda la normativa que promovió las inversiones en renovables, y que fueron asumidas por parte de nuestras familias, y fija un supuesto retorno de la inversión del 7,5% teniendo en cuenta toda la vida regulatoria, una medida claramente retroactiva, cuya finalidad real es reducir por quinta vez en tres años las retribuciones de las plantas fotovoltaicas, que ya soportaban una merma de hasta el 40% de sus ingresos”, recuerda el presidente de Anpier, que tiene unos 4.000 asociados.

“Estas familias, para superar los drásticos recortes que el anterior Gobierno, tuvieron que refinanciar sus huertos solares a tipos de intereses que, en la mayoría de los casos, superaron el 5% de interés anual; porque perder la instalación supone, además, perder las garantías exigidas por los bancos cuando pusieron en marcha sus proyectos y que, al tratarse de pequeños ahorradores, son sus propios hogares”, dice Aroca.

El presidente de esta patronal tiene previsto reunirse el mes que viene con Marín Quemada para trasladarle personalmente su preocupación por el nuevo sistema retributivo de las renovables. Esta semana, Martínez Aroca también tenía previsto un encuentro con el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, que se canceló a última hora. Según Anpier, por presiones directas de Industria.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba