Empresas

UBS ayudará al Popular a levantar en el mercado 1.450 millones para cubrir su ampliación de capital

El consejo confirma que cubre el 42% de los 2.500 millones anunciados, pero el banco deberá apelar también a los inversores. Los principales accionistas suscribirán 1.050 millones con lo que se reduce prácticamente el déficit de capital por debajo del 2% de los activos ponderados por riesgo, evitando así una posible nacionalización.

Banco Popular se ha convertido en la primera entidad de las que Oliver Wyman ha detectado un déficit de capital en mover ficha. La entidad presidida por Ángel Ron aprobó ayer una ampliación de capital de 2.500 millones con la que amortiguar su necesidad de 3.223 millones en el escenario más adverso previsto por la consultora norteamericana. El 42% de la ampliación, un total de 1.050 millones, será suscrito por los accionistas de referencia sentados en el Consejo del banco. El resto, 1.450 millones, tendrá que captarse en los mercados. Para tener éxito, Popular ha contratado los sevicios del gigante UBS con el fin de ayudar en la búsqueda de potenciales inversores.

El complejo entorno económico, con la posibilidad de un rescate general a España, no sólo encarecerá sino dificultará el proceso. Sin embargo, en el sector no se duda de que el Popular terminará cubriendo su ampliación. "El éxito dependerá del precio de descuento. Al menos tendrá que ser del 30%", aseguran en fuentes financieras. El Sabadell amplió capital en algo más de 900 millones, el pasado marzo, para completar la absorción del Banco CAM. El descuento en esa operación fue casi del 37%. El banco presidido por Josep Oliu no necesitó de un período de suscripción discrecional. En el Popular confían en repetir esta situación.

El banco presidido por Ángel Ron cerró el viernes pasado a 1,7 euros, desde los 11,9 euros de máximo en abril de 2007. Los expertos consultados consideran que debería realizar una rebaja del 30% para hacerla atractiva, lo que supone vender las acciones a 1,2 euros. El descuento ya es importante si se tiene en cuenta que los títulos del Popular han caído un 50% en Bolsa en 2012. El Popular tendrá que emitir entre 1.900 y 2.000 millones de acciones. Su capital actual son 2.800 millones de títulos, incluidas las obligaciones convertibles en acciones pendientes de realizar. Esto significa que ampliaría su capital en un 70%. La entidad vale 4.760 millones en Bolsa, aunque todo depende de la reacción que tengan los mercados esta semana.

El Consejo suscribirá 1.050 millones en la ampliación con lo que reduce prácticamente el déficit de capital por debajo del 2% de los activos ponderados por riesgo, evitando así una posible nacionalización 

El Consejo acordó ayer domingo respaldar la medida para reafirmar la apuesta de independencia del Popular. En reiteradas ocasiones, tanto Ángel Ron, presidente del banco, como otros destacados directivos han reiterado que en el futuro de este grupo financiero no tiene cabida el dinero del Estado. "Tengo absoluta repulsa por las ayudas públicas", enfatizó Roberto Higuera, vicepresidente de la entidad, el pasado mes de junio. A diferencia de otros bancos, el Popular se distingue por la alta representatividad de su consejo de administración, donde se sienta el más del 42% del capital. Con el compromiso del Consejo, el Popular se asegura prácticamente reducir su déficit de capital por debajo del 2% de los Activos Ponderados por Riesgo (APR), lo que evitará la entrada de ayudas públicas, mediante una emisión de bonos convertibles (cocos) que sería suscrita por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y que podría derivar en una nacionalización. Con esta medida, el Popular pretende tener cubierto buena parte de su déficit de capital antes del próximo mes de diciembre.

La reunión de este domingo ha servido para constantar el compromiso de los accionistas de referencia del Popular porque la entidad sea uno de los principales grupos en el futuro mapa financiero español. La composición del Consejo está formada por la sindicatura de accionistas (9,6%); la Fundación Pedro Barrié de la Maza, que tiene un 7,1% fruto de la operación de compra del Pastor; la aseguradora Allianz (6,2%); la entidad francesa Credit Mutuel (4,4%) y el grupo Amorim (4,1%). El Consejo del Popular aprueba ahora esta medida de salir a los mercados, una vía que tenía aparcada desde la operación con el Pastor. Entonces, anunció una ampliación de capital de 700 por valor de 700 millones que nunca llegó a ejecutarse.

La entidad prevé completar los 723 millones de necesidades de capital restante con las plusvalías por la venta de diferentes activos y futuros beneficios

En caso de completarse con éxito la ampliación de capital, el Popular apenas necesitará cubrir 723 millones para ingresar en el Grupo 0, el de la banca sana. La entidad presidida por Ángel Ron confía en dejar a cero su casillero de necesidades de capital con las plusvalías obtenida por la venta de diferentes activos, en un nivel de 400 millones, y los beneficios conseguidos por su margen de explotación, actualmente en el entorno de los 2.000 millones.

La entidad comunicará hoy esta ampliación de capital a los diversos organismos reguladores, así como el plan de negocio con el que el Popular tiene previsto paliar sus necesidades de capital. Este plan será remitido en los próximos días al Banco de España para su aprobación tanto por las autoridades españolas como europeas. Este plan contempla obtener alrededor de 400 millones de capital por las plusvalías de diferentes activos, así como otros 300 millones de los beneficios de los próximos ejercicios. Ya en mayo, la entidad que preside Angel Ron anunció que ponía a la venta el 51 % de su filial de internet, además de su negocio de tarjetas de crédito y otros activos, como créditos fallidos o paquetes de sucursales. En esta última medida tendrá un papel destacado Crédit Mutuel, socio del Popular al 50% en Targobank.

Sobre la proyectada operación con BMN, el banco liderado por Caja Murcia, el déficit de capital que presentan ambas entidades ha puesto en serias dificultades que se pueda completar esa fusión. Como explicitaron el pasado viernes Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía, y Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España, no se permitirá la unión de dos entidades con problemas de capital. "Eso crearía una entidad con un problema mayor", reconoció Restoy. El Popular aspira a ingresar en el Grupo 0, donde ha quedado encuadrada toda la banca sana, a lo largo del próximo semestre. Todo ello depende del éxito de la ampliación de capital.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba