Empresas

La gran distribución pinta un negro panorama y plantea quitar una paga y rebajar sueldos

La patronal Anged, que empieza a negociar el nuevo convenio colectivo del sector hasta 2016, avisa a los sindicatos de que la caída de ventas con respecto al máximo del ejercicio 2008 puede agudizarse este año y alcanzar hasta el 60%.

La patronal de la gran distribución, Anged, que agrupa a gigantes como El Corte Inglés, Alcampo, Ikea o Carrefour, entre otras, ha dibujado un panorama muy oscuro para la evolución a corto plazo del sector, uno de los pocos del sector servicios que hasta ahora se ha librado de EREs, en el arranque de la negociación del nuevo convenio colectivo de grandes almacenes, que abarca hasta 2016 y que afecta a más de 200.000 trabajadores.

En la primera reunión, celebrada el viernes pasado, los representantes de Anged han trasladado una serie de propuestas que pueden resumirse en la máxima de “trabajar más y cobrar menos” y que, según las fuentes sindicales consultadas, suponen “cambiar todo el sistema de negociación colectiva vigente hasta ahora”. El sindicato Fetico, mayoritario en el sector, dice que "el alcance de las medidas supondría una posible pérdida de más de un 20% de salario anual", y que la propuesta es la "más dura de la historia de este sector", cuyas ventas, reconocen, son también "las peores de la historia".

Como consecuencia del galopante deterioro de la economía, la caída de ventas que acumula el sector con respecto a los máximos del año 2008, que las empresas cifran en el 40% (el año pasado, fue del 7%, según Anged) va a ir a más y puede llegar este año hasta el 60% en comparación con ese ejercicio, “lo que supondría cierre de centros de trabajo y despidos”, según otro de los sindicatos presentes en la mesa de negociación, Fasga.

La patronal que agrupa a El Corte Inglés, Alcampo o Carrefour plantea elevar la jornada anual hasta el máximo que permite el Estatuto de los Trabajadores

Ante este escenario, la patronal ha planteado, entre otras medidas, la eliminación de una paga extra (lo que, según Fetico, supone una bajada de salario del 6%) o la reducción de una dieseisava parte del sueldo (el salario base en el sector es de poco más de 800 euros mensuales) mientras no se recupere el nivel de ventas de 2008, así como un incremento del 3,1% de la jornada laboral, hasta 1.826,27 horas anuales, el máximo permitido por el Estatuto de los Trabajadores.

Entre las propuestas figura el descuelgue del convenio de cada empresa en materia de salarios y flexibilidad en cada centro de trabajo, en aplicación de la última reforma laboral; la eliminación total del pago actual de domingos y festivos, y la obligatoriedad de trabajar en estas fechas para todos los trabajadores (actualmente, están exentos los incorporados antes de 1992).

Con el actual convenio, los festivos se retribuyen con un complemento funcional de 186 euros anuales y un pago por tramos: de 36 euros por día si se trabajan entre 8 y 13 jornadas festivas al año, y de 40 euros a partir de 14 festivos trabajados.

Además, Anged aspira a la eliminación de los periodos cerrados para las vacaciones, para que estas puedan disfrutarse fuera del periodo estival si así lo decide la empresa, y una reducción del complemento por incapacidad laboral transitoria.

Los sindicatos esperan que la negociación, que se reanudará el próximo jueves, permita suavizar la propuesta, que tiene el rechazo unánime de todas las centrales presentes en la mesa de negociación: Fetico, Fasga, CCOO, UGT, CIG (Galicia) y LAB-ELA (País Vasco).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba