Empresas

Amper se dispara en Bolsa la última sesión antes de saber si sobrevive o va a preconcurso

El lunes se espera un comunicado de la empresa sobre el resultado final de la refinanciación bancaria. Hay poca gente dispuesta a poner más dinero y los bancos españoles no están por más quitas. Sin embargo, ayer subió en Bolsa. 

Sede de Amper
Sede de Amper Amper

La compañía tecnológica, antaño competencia directa de Indra, subió ayer en Bolsa un 4,3%, siendo uno de los mejores valores del día. El lunes 17 de febrero vence el plazo de negociación con los bancos para saber si hay un acuerdo de refinanciación o la cosa pasa a un escenario más negro. Ese día, la compañía confirma que emitirá un Hecho Relevante con el resultado de las negociaciones.

No se sabe a qué hora será. Tampoco se descarta un nuevo aplazamiento de las negociaciones, (incluso esta es la principal apuesta) pero algunos accionistas presentes en el capital quieren un desenlace ya. "Esto no puede aguantar mucho tiempo más", afirman. 

La compañía anunció el pasado mes de abril de 2013 que iniciaba un proceso de reestructuración de la deuda, algo básico para poder crecer en Latinoamérica y salvar el negocio en España, pero el 16 de diciembre comunicaba una prórroga que sonaba claramente a ultimátum: las negociaciones con los bancos durarían hasta el 17 de febrero.

No ha habido novedades al respecto, salvo un anuncio de acuerdo para un importante ERE impuesto por los bancos y la salida de Ignacio López del Hierro del consejo de la empresa tecnológica, un muy mal presagio.

Hace unas semanas había rumores sobre la posibilidad de que la refinanciación fuera por buen camino. Ahora, esos rumores se han enfriado. 

Mucha deuda

Amper tiene una deuda de algo más de 120 millones de euros, para una capitalización de 49 millones de euros. En 2012 presentó unas pérdidas que triplicaban las del ejercicio previo. El pool bancario está compuesto por HSBC, BBVA, Santander y Bankia.

Llegados a este punto, la situación se antoja complicada. Mientras las negociaciones continúan contra el reloj durante el fin de semana, la presencia de un banco británico en el pool hace inevitable que se piense en fondos buitre, en un movimiento similar al ocurrido en Codere.

Por su lado, los bancos españoles no facilitarán en absoluto refinanciaciones que pasarán con toda seguridad por una quita sin un plan concreto y convincente. Después de un 2013 horribilis por las dotaciones de 2012, no tienen ganas de aportar ni un euro más.

Fuentes presentes en el capital apuntan que se hace indispensable que alguien aporte más dinero en la compañía, pero no parece que vaya a ser Enrique Bañuelos, quien en su entorno ya ha comentado haberse arrepentido de la inversión en la firma.

Menos aún del fondo Tvikap, que está reduciendo su posición a golpe de ejecuciones y que ya ha visto cómo su otra inversión, Service Point, va no ya a concurso, sino a liquidación.

La compañía fue durante muchos años considerada una filial de Telefónica, por quien estaba participada. Su ex presidente, Enrique Used, ya fallecido, era de la máxima confianza de César Alierta. Pero sus años recientes han sido demoledores, coincidiendo con la entrada de dicho fondo oportunista.

El futuro de Amper se decide el lunes y prácticamente a cara o cruz. La compañía lleva una caída sostenida en el tiempo en Bolsa, aunque se ha resistido como gato panza arriba en el entorno de un euro por acción. El viernes cerró a 1,19. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba