Empresas

Amper reclama 33,5 millones por la cancelación de un contrato para el Ejército de Emiratos Árabes

La española aún no ha recibido ninguna respuesta de su excontratista, una empresa propiedad de Airbus y de un fondo local. Fue su mayor adjudicación en el exterior y el ejército emiratí decidió cancelarla unilateralmente el año pasado.

Soldados de ejército de Emiratos Árabes.
Soldados de ejército de Emiratos Árabes. US NAVY

El grupo tecnológico Amper ya ha comunicado el importe de la indemnización que reclama por la cancelación, el año pasado, de su mayor adjudicación en el exterior, un contrato para el desarrollo y suministro de un sistema militar para el Ejército de Tierra de Emiratos Árabes Unidos que la compañía española se adjudicó en febrero de 2011.

El contrato, cancelado unilateralmente por el Ejército emiratí el año pasado, era considerado clave para Amper, que negocia contrarreloj refinanciar una deuda cercana a los 120 millones de euros, porque implicaba unos ingresos de unos 92 millones de euros a lo largo de tres años.

Amper, que ejercicía como subcontratista en la operación a través de su filial de Defensa, Amper Programas, de la que controla el 51% (el 49% restante pertenece a la francesa Thales), solicita una compensación de 33,569 millones de euros a la empresa contratista, la emiratí Emiraje Systems. Esta compañía, con sede en Abu Dhabi, es propiedad al 50% de un fondo local, Emirates Advanced Investments group (EAI), y del consorcio aeronáutico europeo Airbus, participado por el Estado español a través de la SEPI (4,13%).

Amper, que desde 2012 está controlado por el fundador de la inmobiliaria Astroc, Enrique Bañuelos (uno de los pocos empresarios del ladrillo que pudo escapar a tiempo del reventón del sector), comunicó en octubre que Emiratos Árabes había decidido “resolver de manera amistosa” ese contrato y que su cliente, Emiraje Systems, había solicitado a la empresa española una estimación de la indemnización requerida para compensarle por la ruptura del contrato.

Amper comunicó a Emiraje el justiprecio al que aspira el pasado 10 de octubre, según explica en sus cuentas de 2013. El importe “incluye la recuperabilidad de los saldos pendientes de cobro, tanto facturados como pendientes de facturar, así como otras reclamaciones por terceras partes y lucro cesante por la cancelación anticipada de dicho contrato”. 

Sin embargo, el grupo español todavía “no ha recibido respuesta alguna sobre su comunicación, por lo que los Administradores no pueden determinar el importe final a recibir de Emiraje Systems”. “No obstante, si bien existe incertidumbre sobre el importe final a recibir por el grupo”, sus gestores creen que los activos registrados en sus cuentas asociados a ese contrato “serán íntegramente recuperados”.

La tecnología que desarrollaba Amper para Emiratos Árabes, que ya utilizan las fuerzas armadas suizas, era un sistema dual de seguridad que se empleó para la Eurocopa de 2008 y que, en el caso emiratí, sufrió retrasos ya en 2012, según reconoció entonces la empresa.

La empresa tiene hasta el próximo 18 de abril para refinanciar su deuda

La pérdida de ese contrato obligó a la compañía a presentar en enero pasado un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) para 73 de los 195 trabajadores de su filial de Defensa. El año pasado, la matriz ya pactó la extinción de cinco contratos de trabajo y la suspensión temporal de otros 85, que podrán pasar a extinción hasta el próximo 30 de junio.

Amper, que desde marzo de 2011 hasta el pasado 10 de enero tuvo en su consejo de administración a Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal (dimitió “por motivos personales y posibles futuras incompatibilidades” como miembro del consejo), logró el mes pasado algo de oxígeno por parte de las 22 entidades acreedoras al conseguir una nueva prórroga (la cuarta) de otros dos meses para intentar refinanciar su deuda. El plazo vence el próximo 18 de abril.

Según fuentes de la empresa consultadas por Europa Press, la refinanciación se encuentra en "avanzado estado de negociación", aunque "dada la complejidad y condicionantes" del proceso existen riesgos de que no finalice de "forma satisfactoria".

La compañía y el comité coordinador del sindicato de bancos (SteerCo) están debatiendo varias alternativas de refinanciación, que pasan por la entrada de unos 20 millones de euros a través de una ampliación de capital dineraria y por el apoyo de las entidades financieras al balance del grupo.

Así, la empresa ha propuesto a los bancos la conversión en capital de parte de la deuda a través de un préstamo participativo, que junto a la esperada inyección de fondos, le permitirían ejecutar la ejecución de su Plan de Negocio 2014-2018. Los principales acreedores son Bankia, BBVA, HSBC y Santander.

Amper triplicó en 2013 sus pérdidas, hasta 75 millones de euros, y facturó 285 millones, un 18% menos. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 6,8 millones de euros, un 28% menos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba