Empresas

El CEO de Altadis teme por el futuro de su única planta de cigarrillos en España

La tabaquera espera que Logista vuelva al parqué antes del verano y no descarta una venta del 100%. Recordó que el mercado ha caído un 50% en el último lustro y que en lo que va de año Imperial ha cerrado dos fabricas en Europa.

El auge del contrabando de tabaco en España, la caída del consumo y los posibles efectos adversos que, según la industria, puede tener la nueva directiva europea para el sector arrojan un panorama de incertidumbre sobre la única fábrica de cigarrillos de Altadis en España, la que la antigua Tabacalera (propiedad de la británica Imperial Tobacco) tiene en Agoncillo, a 18 kilómetros de Logroño, que actualmente emplea a 457 personas.

En el transcurso de un viaje con periodistas a esas instalaciones con motivo del 40 aniversario de la marca Fortuna, al consejero delegado de Altadis, Juan Arrizabalaga, le preguntaron este jueves si teme por el futuro de esa planta, dada la difícil coyuntura del mercado, y no despejó todas las dudas al respecto.

"Temo todos los días" por esa fábrica, dijo el ejecutivo, que recordó que el mercado español ha caído un 50% en el último lustro y que en lo que va de año Imperial ha cerrado dos fabricas en Europa (una en Reino Unido y otra en Francia).

La británica también ha tenido que provisionar más de 2.000 millones en los dos últimos ejercicios por la depreciación de los activos de Altadis, adquirida en 2008.

No obstante, el ejecutivo subrayó que la planta de Logroño, que actualmente trabaja al 60% de su capacidad, está "en una buena posición" porque es "una de las más rentables y productivas de Europa".

Con 21.000 millones de cigarrillos producidos el año pasado (equivalentes a casi la mitad de lo que se fumó en España el año pasado), la planta, inaugurada en 1978, produce marcas como Fortuna, Ducados, Nobel, Gauloises y JPS y en su mejor año (2010) empleaba a más de 700 personas. Actualmente, el 35% de su producción se destina a terceros países como Irak, Marruecos, Portugal, Italia o Francia.

El panorama para la otra planta de Altadis en España, la de Santander es, dijo el directivo, "mejor" que para la de Logroño, al ser la única del grupo en Europa que se dedica a la producción de cigarros manufacturados (tipo Farias).

Arrizabalaga pidió que el Gobierno module la presión fiscal sobre el sector y agilice la transposición de la última directiva europea, que prevé que al menos un 60% del espacio de las cajetillas se destine a advertencias al consumidor sobre los efectos nocivos del tabaco.

Adoptar el modelo de Australia, el más restrictivo del mundo, sería el peor escenario porque el factor precio influiría "muchísimo más" y habría un trasvase desde las marcas premium a las más baratas.

La buena noticia para el sector es que el contrabando, cuya eliminación es la "primera prioridad" de la industria, se ha estabilizado en el 11% del mercado, según el consejero delegado de Altadis, y en lo que va de año se ha atenuado las caídas de las ventas legales de este producto. El año pasado, estas cayeron un 11% tras aumentar un 20% la presión fiscal sobre el tabaco.

Respecto a la salida a bolsa de Logista, filial de Altadis, confirmada esta semana, Arrizabalaga dijo que el objetivo inicial es "mantener el control" de la empresa aunque no descartó una posterior venta del 100% porque no es estratégica para Imperial, cuarta tabaquera mundial. La filial podría estar de vuelta en el parqué (ya cotizó hasta 2008) "antes del verano" en función del calendario de aprobación del folleto de salida a Bolsa por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba