Empresas

FCC anuncia la quiebra de su filial Alpine con una deuda de 625 millones de euros

Alpine, filial austriaca de FCC, se declara insolvente después de no haber llegado a un acuerdo con los bancos acreedores sobre su restructuración financiera y no haber sido capaz de cerrar a tiempo las operaciones de venta de algunos activos para obtener fondos. La compañía presenta un pasivo aproximado de 625 millones de euros y espera presentar en las próximas semanas un plan de reestructuración, según señaló la empresa centroeuropea en un comunicado.

Arnold Schiefer, consejero delegado de Alpine desde marzo de este año
Arnold Schiefer, consejero delegado de Alpine desde marzo de este año

El consejero delegado de Alpine, Arnold Schiefer, ya adelantó en las últimas horas a varios medios locales que la compañía podría solicitar la declaración de insolvencia, equivalente al concurso de acreedores en España, en tanto se cerraba un nuevo acuerdo con la banca acreedora. Dicho y hecho, FCC, principal accionista de la compañía, ha anunciado esta mañana la insolvencia de Alpine, a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Alpine, que arrastra una deuda total aproximada de 700 millones de euros, prolongó las negociaciones con los bancos durante tres meses después de llegar a un primer acuerdo con las entidades financieras que incluía un programa de venta de activos y una quita valorada en unos 150 millones.

FCC asegura en el hecho relevante que la situación provocará una pérdida de 289 millones de euros en su cuenta de resultados al provisionar los activos de Alpine en balance, aunque la situación no afecta al plan estratégico a tres años que la compañía española presentó en marzo.

El acuerdo definitivo pasaba por que se hicieran efectivas las mencionadas ventas, especialmente de su filial de energía. No obstante, Schiefer señaló ayer que este proceso requería algo más de tiempo ya que una desinversión precipitada por los acontecimientos podría dañar aún más a la compañía. De este modo, la decisión adoptada por Alpine ha sido la de una declaración de insolvencia como medida preventiva hasta que se puedan ejecutar las desinversiones y alcanzar así un acuerdo con la banca.

Alpine también ha negociado con FCC la posibilidad de una aportación adicional de fondos por parte de la matriz española, que finalmente no se ha producido. FCC cerró el pasado ejercicio con pérdidas históricas superiores a los 1.000 millones de euros, en parte por las fuertes provisiones que tuvo que realizar a causa de Alpine, cuyos números rojos en 2012 se fueron hasta los 450 millones de euros. Mientras, Alpine perdió 90 millones de euros en los tres primeros meses de 2013.

El pasado año y en plena negociación con la banca acreedora presentó su dimisión el que en ese momento era consejero delegado de la compañía austriaca, Johannes Dotter, después de que se hubiera filtrado a la prensa local un informe de la consultora KPMG en el que se hablaba de la delicada situación financiera de Alpine y se apuntaba la posibilidad de que FCC tuviera que hacer una ampliación de capital para rescatar a su filial.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba