Empresas

La deuda de los Albertos aún se sitúa por encima de 200 millones pese a sus desinversiones

El repliegue  de Alcocer y Cortina en empresas cotizadas como ACS y Ence ha contribuido a reducir casi dos tercios su endeudamiento pero deberán seguir negociando toda vez que gran parte de la deuda que les resta es a corto plazo. 

Los Albertos han tenido que replegar velas en Bolsa ahogados por un elevado endeudamiento
Los Albertos han tenido que replegar velas en Bolsa ahogados por un elevado endeudamiento

Las desinversiones llevadas a cabo en los últimos tiempos por Alberto Alcocer y Alberto Cortina no han hecho desaparecer sus problemas financieros, derivados de operaciones realizadas con fuertes apalancamientos. Los balances de sus sociedades instrumentales muestran una deuda algo superior a los 200 millones de euros, la mayoría a corto plazo. Su último ejercicio tampoco fue para recordar, con pérdidas de 10 millones de euros y sin poder disfrutar del dividendo que tradicionalmente se repartían.

La situación de los Albertos es muy diferente a la que gozaban antes de la crisis. En sus balances ya no aparecen cifras de activos en torno a los 1.000 millones de euros, fruto de sus históricas participaciones en ACS y en la papelera Ence. Bien es cierto que también se han reducido las mareantes cifras de deuda que aparecían y que superaban los 800 millones de euros.

Ahora, el endeudamiento es menor pero también lo es el valor de los activos para afrontarlo. Alcocer y Cortina han reducido prácticamente a la mitad la participación que mantenían en ACS, que hace tres años se aproximaba al 15%. Este descenso se ha sustanciado básicamente en ejecuciones bancarias, por un lado, y desinversiones voluntarias, por el otro, precisamente para desahogar su situación financiera.

Y más después de que el grupo constructor y de servicios que preside Florentino Pérez se viera inmerso en una dura crisis interna hace dos años, cuando su salida del capital de Iberdrola llevó a la compañía a pérdidas superiores a los 1.900 millones de euros.

Los efectos de la crisis de ACS

Los Albertos aún siguen padeciendo los efectos de aquella crisis. La suspensión temporal del dividendo de ACS disminuyó al extremo sus ingresos financieros, de tal forma que su principal sociedad instrumental cerró el pasado ejercicio con pérdidas de 10,61 millones de euros.

Este resultado ha hecho que Alcocer y Cortina hayan tenido que imitar a Florentino al tomar la decisión de no proceder al reparto de dividendos en su instrumental, que en 2012 les reportó ingresos de cuatro millones de euros.

Al menos, la situación financiera de los Albertos ha pasado a depender menos de los bancos, con los que ha tenido que afrontar complicados procesos de refinanciación en los últimos ejercicios.

Durante los últimos meses de 2013 y los primeros de 2014, los Albertos colocaron en Bolsa aproximadamente un 2% de su participación en ACS, una operación que les reportó unos ingresos aproximados de 90 millones de euros. Su participación en la compañía se sitúa en el entorno del 7%, aunque en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sigue apareciendo la cifra del 9%, ya que los financieros no están obligados a declararla a no ser que baje del 5% o supere el 10%.

También salen de Ence

Los Albertos también deshicieron parte de su participación en Ence a lo largo de 2013, aunque tan sólo comunicaron al organismo supervisor su última venta, con la que su participación bajó del umbral del 20%, lo que genera la obligación de hacer público el movimiento.

Cortina y Alcocer aprovecharon la buena evolución de Ence en Bolsa a lo largo del presente año. Durante el pasado año,las acciones de la papelera se revalorizaron en torno al 45%. Las operaciones de venta de acciones reportaron a los Albertos unos ingresos próximos a los 20 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba