Empresas

Sacyr y el Gobierno de Murcia retoman la negociación por el aeropuerto de Corvera

La batalla generada entre el Gobierno de Murcia y Sacyr como consecuencia de la rescisión del contrato de concesión del aeropuerto de Corvera toma una nueva dimensión. Después de ataques y contraataques y el inicio de la vía judicial, ambas partes han decidido retomar las conversaciones y tratar de buscar una solución para que se cumpla la hoja de ruta del Ejecutivo murciano y el aeropuerto esté abierto cuanto antes.

El presidente del Gobierno de Murcia, Ramón Luis Valcárcel
El presidente del Gobierno de Murcia, Ramón Luis Valcárcel FLICKR/Comité des Régions / Committee of the Regions

La tensión entre el Gobierno de Murcia y Sacyr a causa del aeropuerto de Corvera se ha suavizado en los últimos días, hasta el punto de que ambas partes han decidido retomar las conversaciones con el fin de solventar la situación generada por la rescisión de la concesión lo antes posible y sin que la entrada en la vía judicial eternice la apertura de la pista.

Hasta hace diez días, el Ejecutivo murciano insistía en que el proceso para abrir un nuevo proceso de licitación del aeropuerto de Corvera seguía adelante. Sin embargo, el escenario ha cambiado y ahora incluso no se descarta que la concesión vuelva al consorcio Aeromur, liderado por Sacyr, y que desde mediados del pasado mes de septiembre dejó de ser el adjudicatario de uno de los proyectos más ambiciosos de la larga etapa de Gobierno del presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel.

Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes cercanas al proceso, Sacyr y el Gobierno regional han mantenido contactos en los últimos días con el fin de acordar una hoja de ruta única con vistas a hacer la concesión viable. La propuesta de Aeromur consiste en que el Ejecutivo murciano, como licitador, restablezca el equilibrio financiero de la concesión, es decir, asuma el déficit con el que nacerá el aeropuerto como consecuencia del inicio de la explotación y de la caída del tráfico de pasajeros generalizada como consecuencia de la crisis.

A cambio, Aeromur volvería a asumir la deuda de la concesión, cifrada en unos 200 millones de euros, que pagaría a lo largo de los 40 años de vigencia del contrato, y trataría de abrir el aeropuerto de Corvera lo antes posible, cuando estuvieran listos todos los permisos y licencias necesarios para ello y que, en estos momentos, nadie puede tramitar porque la concesión no tiene adjudicatario.

Sin cierre de San Javier

Tras la rescisión del contrato, fue el propio Gobierno quien asumió la citada deuda mientras exploraba la posibilidad de obtener un crédito por la citada cantidad, cuestión que se complica al ser la Región de Murcia una de las comunidades autónomas que ha precisado la intervención del Gobierno central.

Por el momento, la posición del Ejecutivo murciano, especialmente de su consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal, se ha suavizado en relación con las pasadas fechas. Bernal lideró la opción de rescindir el contrato y proceder a una nueva licitación después de que el Gobierno de Murcia acusara a Aeromur de no cumplir con los plazos establecidos para abrir el aeropuerto.

En su propia hoja de ruta se explicitaba la opción de cerrar el aeropuerto de San Javier, que pertenece a AENA, con una compensación para el gestor público y establecer el de Corvera como única pista en Murcia con un nuevo concesionario, que podría ser la propia AENA.

Sin embargo, por el momento esta opción parece descartada. Este viernes, AENA ha licitado los contratos para renovar el servicio de handling de la mayoría de sus aeropuertos, incluido el de San Javier. “No parece de recibo que hayan puesto en marcha la licitación del handling si van a cerrar el aeropuerto. De lo contrario tendrían que indemnizar al ganador de la licitación o incluso a los participantes en el proceso si no llegara a adjudicarse el contrato”, apunta una fuente del sector.

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, al que acudió Aeromur para recurrir la rescisión de la concesión, señaló en un auto la improcedencia de que el consorcio que lidera Sacyr entregara de inmediato las instalaciones al Gobierno regional, como pretendía éste, pero dejó la puerta abierta a iniciar un nuevo proceso de licitación.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba