Infraestructuras

Adif espera el permiso de Hacienda para endeudarse más tras perder 64 millones hasta marzo

El fondo de maniobra negativo de la filial de alta velocidad del gestor ferroviario se disparó un 37% durante los tres primeros meses del año hasta los 530 millones de euros. La compañía pública asegura no tener aún tensiones de liquidez.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. EFE

La situación financiera del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) sigue siendo preocupante pese a que el Ministerio de Fomento haya trabajado en firme para limar las múltiples asperezas con las constructoras que tenían prácticamente paralizado el desarrollo de la red de AVE. Precisamente, la filial de alta velocidad de Adif espera la autorización del Ministerio de Hacienda para poder incrementar su ya de por sí elevado endeudamiento y evitar tensiones de tesorería, dado que su fondo de maniobra negativo se ha disparado en el primer trimestre del año.

Entre enero y marzo, Adif Alta Velocidad ha registrado pérdidas de 64 millones de euros, lo que supone un recorte del 10% en relación a las registradas en el primer trimestre de 2016. Además, la compañía ha podido reducir de forma significativa las provisiones destinadas a cubrir los riesgos de los numerosos pleitos que mantenía con los grupos constructores a cuenta de los contratos relacionados con la red de AVE.

En concreto, la compañía pública mantiene provisionados por este capítulo algo más de 272 millones de euros, muy por debajo de los más de 700 que llegó a registrar el pasado año, cuando el largo periodo de Gobierno en funciones hizo que un buen número de contratos de alta velocidad fueran denunciados por las constructoras por diversos desacuerdos con Adif sin que el Ejecutivo pudiera hacer mucho por intervenir en esta cuestión.

No obstante, la situación de la compañía sigue generando cierta alarma, especialmente en lo que se refiere a los aspectos financieros. Durante los tres primeros meses, el fondo de maniobra negativo se ha disparado un 37% en relación con el cierre del pasado año, hasta alcanzar los 530 millones de euros. De acuerdo con las cuentas depositadas en la Bolsa de Valores de Irlanda, donde cotizan sus emisiones de bonos, Adif Alta Velocidad cuenta en la actualidad con líneas de crédito por valor de 450 millones de euros.

Aunque la empresa asegura que sus previsiones de tesorería no apuntan a la aparición de tensiones de liquidez, lo cierto es que AdifAlta Velocidad está buscando de nuevo créditos para tratar de que el escenario no se acabe complicando más de la cuenta. Cabe tener en cuenta que el desarrollo de la red de AVE actualmente planificado tiene pendiente inversiones que superan los 13.000 millones de euros.

En los primeros tres meses de 2017, Adif Alta Velocidad ha generado un flujo de caja negativo de 48 millones de euros, frente a un saldo positivo de 13 millones en el mismo periodo de 2016. Así, la caja de la compañía se ha reducido en 12 meses prácticamente dos tercios, al pasar de 940 millones al cierre del primer trimestre de 2016 a apenas 324 a 31 de marzo del presente ejercicio.

Precisamente, el desbloqueo de algunos de los contratos que estaban paralizados en los tribunales o bien por peticiones unilaterales de las compañías (que no alcanzaron acuerdos técnicos con Adif para llevar a cabo modificados) ha hecho que la compañía incremente de forma significativa los certificados de obra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba