Empresas

El equipo de Colau deja en el aire las grandes obras ferroviarias de Barcelona

La futura alcaldesa de Barcelona inquieta a los empresarios al afirmar que para la candidatura  Barcelona en Comú “no son prioritarias” obras que ya están en marcha en la capital catalana como la futura estación de La Sagrera.

Ada Colau.
Ada Colau. EFE

Los empresarios de constructoras y compañías de servicio y de limpieza que están trabajando en las grandes obras de infraestructuras en Barcelona temen que el nuevo equipo del gobierno municipal de Ada Colau retrase la finalización de sus proyectos. Colau gobernará en minoría a partir del sábado y recibirá apoyos eventuales de los independentistas de ERC y del PSC.

“Desde las empresas que participan en las obras de comunicaciones de transporte en Barcelona, principalmente en la comunicación de la ciudad con el aeropuerto de El Prat con un tren lanzadera y la futura estación del AVE en La Sagrera, nos han trasladado su preocupación porque Colau no las priorice y acabe retrasándolas”. Esta afirmación proviene de un dirigente del PP barcelonés tras participar en el último pleno del alcalde en funciones Xavier Trias (CiU). Es un secreto a voces la preocupación de los empresarios porque las “nuevas prioridades” de la lista de las izquierdas de Barcelona en Comú. 

Colau priorizará negociar la mejora de la red de cercanías antes que las grandes infraestructuras

Colau no ha escondido que sus prioridades en infraestructuras de transporte pasan en Barcelona por “potenciar los medios públicos y negociar con Adif –el gestor estatal de la infraestructura ferroviaria y propietario de las vías férreas en toda Cataluña- mejoras en la red de cercanías" y no por “agilizar” las obras del AVE en La Sagrera, que es competencia estatal pero la negociación de los usos de los terrenos depende de la administración local.

“Queremos, ante todo, que los barceloneses vivan donde vivan puedan disponer de una red de servicio público de metro y autobús eficiente y luego se verá si revisamos o no las grandes obras en marcha”, explican desde Barcelona en Comú. También han asegurado en los últimos días en diversos medios de comunicación que “las obras del tren lanzadera para conectar Barcelona con el aeropuerto pueden revisarse porque los viajeros pueden llegar al aeropuerto en cercanías, taxi o en el Aerobús”, argumentan. 

Las obras en La Sagrera deberían concluir el año 2020

Se espera que las obras de La Sagrera finalicen “como muy tarde” en 2020, pero todavía queda por concretar el futuro centro comercial y del uso residencial de los espacios verdes que se ha negociado con Trias. Cabe recordar que la sociedad pública Barcelona Sagrera Alta Velocitat ha suscrito un crédito de más de 200 millones de euros con los bancos Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para financiar las obras de la estación.

El consorcio integrado por Dragados (ACS), Acciona, Comsa y Acsa se adjudicó en 2010 el contrato de construcción de la estación de La Sagrera por 366,4 millones. Y las constructoras FCC, Ferrovial, Copisa y Rubau conforman el grupo que construirá los accesos al nuevo recinto por 222 millones.

Entre sus prioridades pactadas con ERC y la CUP figuran paralizar desahucios de los bancos, cubrir becas comedor, limitar la llegada de turistas y frenar nuevos hoteles en la ciudad. A todo ello hay que sumar el compromiso de Colau con la organización de actos públicos a favor de la independencia: "Cataluña es una nación y puede decidir libremente su relación con España", ha remarcado. Los dos grandes proyectos que podrían verse comprometidos con la detención de los nuevos hoteles son la conversión de la torre del Deutsche Bank en la avenida Diagonal en un hotel de cinco estrellas bajo la marca de gran lujo de la cadena Four Seasons, por 150 millones, y el hotel Hyatt en la Torre Agbar. Ambos están a la espera de conocer las primeras actuaciones del equipo de Colau.

La detención de los nuevos hoteles en la ciudad afecta a las cadenas Four Seasons y Hyatt

Seguirá el Mobile World Congress en Barcelona

En cambio, Ada Colau sí ha confirmado que apoya la petición oficial de prórroga hasta el 2023 de la capitalidad mundial del móvil y el Mobile World Congress (MWC) -la GSMA, organizadora de la cita, decidirá en verano si se la concede-. La futura alcaldesa explicó que una de las primeras cosas que hará como alcaldesa será reunirse con la cúpula del MWC para que “los beneficios que genera estén más repartidos entre la ciudadanía”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba