Empresas

El absentismo supera la media de un asalariado español en 13 consejos del Ibex

Los vocales del Ibex faltaron de media a un 3,61% de las sesiones en 2012, a medio camino de las tasas de absentismo que se manejan en España. Diez empresas declaran cero inasistencias y en otras tres, BME, REE y Enagás, superan el 10%.

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid.

El absentismo laboral que tanto inquieta a la patronal CEOE es moneda corriente en buena parte de los consejos de administración de las empresas del Ibex 35. El año pasado, los consejeros del índice bursátil que agrupa a la élite empresarial española fueron bastante más disciplinados que en 2011 y sólo faltaron a su cita periódica con sus consejos de administración un 3,61% de las veces, frente al 4,25% de 2011.

Esos porcentajes están calculados a partir del cómputo de inasistencias de los consejeros de 34 empresas que actualmente componen el Ibex (falta la multinacional ArcelorMittal, que no aporta datos), y que recogen los Informes de Gobierno Corporativo remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los datos reflejan que el absentismo entre los vocales de las empresas del Ibex, cuyos consejos (no sus distintas comisiones) apenas se reúnen una media de 10,3 veces al año, se mueve en una horquilla similar a la de la tasa de absentismo de los asalariados españoles, que trabajan una media de 1.686 horas anuales, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La empresa de trabajo temporal Adecco cifra la tasa de absentismo en España en 2012 entre el 4,3% (si se toma como referencia la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del INE, el indicador más fiable según esta ETT) y el 3,5%, si se calcula a partir de la Encuesta de Coyuntura Laboral del Ministerio de Trabajo. Por tanto, ese 3,61% de inasistencias de los consejeros del Ibex en 2012 estaría a medio camino entre las dos.

Sin embargo, esa media esconde enormes diferencias, y hay que tener en cuenta que algunas de esas empresas no ponen falta a aquellos consejeros que, sin presentarse a una reunión, delegan su voto en otro vocal (normalmente, de tipología similar a la suya) con instrucciones específicas sobre qué votar en cada uno de los puntos del orden del día de esa reunión.

Con todo, hay diez empresas que declaran que ninguno de sus vocales faltó a su cita con el consejo en 2012: Amadeus, Banco Popular, BBVA, Dia, Ebro Foods, Endesa, Grifols, Indra, Telefónica y Técnicas Reunidas. En otras cuatro (Bankinter, Gas Natural, OHL y Sacyr), las ausencias fueron insignificantes (de poco más del 0% de las votaciones).

En el otro extremo, hay trece empresas cuyos consejeros superan (en algunas cosas, hasta triplican) ese absentismo del 4,3% calculado a partir de datos del INE. Si se toma como referencia los datos de las estadísticas de Trabajo, el número de consejos que están por encima de la media de absentismo de los asalariados asciende a 16.

En BME y Enagás, el consejero que no asiste no cobra dieta; en REE, es indiferente y cobran igual

De esas firmas, hay tres en las que el absentismo supera el 10%, lo que duplica la tasa de absentismo en el sector público, que la propia CEOE cifra en el 5,06%.

A la cabeza figura Bolsas y Mercados Españoles (BME), cuyos consejeros se saltaron el año pasado el 15,8% de las reuniones (registró 27 inasistencias), continuando con una tendencia que viene de atrás (en 2011, el porcentaje de inasistencias fue de un 23,8% sobre el total de votos durante el ejercicio) y que se explica, sobre todo, por el pluriempleo de sus vocales: muchos de ellos son altos directivos de entidades financieras (Santander, La Caixa Seguros, BNP Paribas) o grandes empresas como Siemens.

No obstante, en BME las dietas de los consejeros están vinculadas a la asistencia a las reuniones, algo que no ocurre en todas las empresas. Por ejemplo, Red Eléctrica de España (REE), que es la segunda con mayor porcentaje de inasistencias (18 ausencias, el 12,7% del total), pagó en 2012 íntegras las dietas a sus consejeros, incluyendo al exministro Miguel Boyer, pese a que se perdió buena parte de las sesiones tras sufrir un infarto cerebral en febrero del año pasado (cobró 70.000 euros en concepto de dietas).

El caso de Boyer recuerda al del expresidente de BBK, Xabier de Irala, que en 2011 se perdió más de la mitad de las reuniones del consejo de Iberdrola por otra convalecencia. Sin embargo, a diferencia de Boyer, no cobró dietas por las sesiones a las que faltó. Fuentes de REE explican que en esta empresa, cuyo mayor accionista es el Estado a través de la SEPI (20%), las dietas forman parte de la retribución fija de los vocales.

“La retribución del Consejo se establece respondiendo a las responsabilidades y deberes asumidos por los consejeros por su condición de consejeros, y ese es un principio general que debe regir la aplicación de la política retributiva del Consejo, independientemente de su nivel individualizado de asistencias a las sesiones, porque las responsabilidades de los consejeros se mantienen se asista o no a dichas sesiones”, explican esas fuentes.

En tercer lugar figura otra empresa con participación del Estado, Enagás, con 20 inasistencias (11% del total) que se explican, en buena medida, porque hasta septiembre del año pasado tuvo a dos consejeros que representaban a cajas de ahorros (en un ejercicio muy movido para el sector financiero) y a que uno de sus consejeros vive en Omán.

Enagás, que incluye en las no asistencias todas las ausencias de vocales, incluyendo las de los que delegan el voto en otros consejeros, sólo retribuye con dietas a quien asiste al consejo.

El resto de empresas con un número de inasistencias superior a la media española registran tasas inferiores al 10%. Son FCC (9,6%), Caixabank (8,27%), Acerinox y Mediaset (6,66%), Abertis (5,83%), ACS (4,9%), IAG (4,7%) Ferrovial (4,5%), Inditex (4,4%) y Banco Sabadell (4,45%).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba