Empresas

Abertis ultima su aterrizaje en EEUU con una agresiva oferta de 3.500 millones por la autopista de Indiana

El grupo español quiere apostar fuerte para dar el salto a EEUU y presentará en los próximos días, en alianza con la canadiense Borealis, una oferta de más de 3.500 millones de euros por la autopista Indiana Toll Road, ahora en manos de fondos buitre que la subastarán en breve al mejor postor.

Francisco Reynés (i), consejero delegado de Abertis, junto al presidente, Salvador Alemany.
Francisco Reynés (i), consejero delegado de Abertis, junto al presidente, Salvador Alemany. EFE

El desembarco en Estados Unidos (EE.UU.) es estratégico y prioritario para Abertis, que ya tiene sobre la mesa el plan de ataque para comprar allí su primer gran activo de infraestructuras.

El grupo español ultima en estos momentos una oferta, que según fuentes financieras podría situarse en el entorno de los 3.500 millones de euros, para hacerse con la autopista Indiana Toll Road (ITR), actualmente en situación de preconcurso de acreedores.

La autopista de peaje era propiedad de la española Ferrovial y de su socio Macquarie, que al no poder afrontar sus compromisos de pago con los más de 30 bancos que financiaron la compra (pagaron por ella 2.793 millones de euros en 2006), han dejado el valioso activo en manos de los fondos buitre y hedge funds.

Estos fondos, acreedores de más del 90% de la deuda tras la huida de los bancos (los españoles Santander, BBVA, Bankia, Caixa, Catalunya Caixa, Sabadell, Liberbank e ICO entre ellos), han dado el pistoletazo de salida a la puja por la autopista, toda vez que sus dueños solicitaron el preconcurso voluntario (acogerse al Chapter 11, en EE.UU.).

La concesionaria está ahora en proceso de reordenación de la deuda, situada en 5.789 millones de dólares (4.465 millones de euros), que está siendo dirigido por los propios fondos con el asesoramiento de UBS, que tiene el mandato de búsqueda de compradores.

Los fondos buitre y hedge funds poseen el 90% de la deuda, que la ejecutarán a cambio del activo y lo sacarán a subasta con toda celeridad

Según las fuentes financieras consultadas, los ahora dueños del pasivo, que con el preconcurso lo ejecutarán para canjearlo por el activo en sí, esperan recibir las ofertas no vinculantes de los interesados a finales de este mes o a más tardar en la primera semana de noviembre.

Abertis se ha aliado con el fondo canadiense Borealis para diseñar una oferta conjunta, que estará lista en los próximos días, según las fuentes financieras.

El banco Barclays también trabaja en el diseño de la oferta, que ya en su primer paso (presentación de propuestas no vinculantes) va a ser muy agresiva en precio, para posicionarse de cara a los fondos como el consorcio más interesado en el proceso.

Una información de Reuters USA fijaba estos días el precio orientativo de la ITR entre los 4.000 y 5.000 millones de dólares (entre 3.125 y 3.900 millones de euros). La oferta que la sociedad controlada por La Caixa y OHL presentará en los próximos días estaría en la parte media-alta de la horquilla que maneja el mercado. La compañía con sede en Barcelona no hizo comentarios al respecto.

Abertis y Borealis presentarán la oferta no vinculante a finales de este mes o principios del siguiente y apostarán alto para pasar el primer corte de la puja

Para pujar en el proceso de venta ya se han interesado importantes fondos internacionales: de un lado se han posicionado la propia Ferrovial, a través de Cintra (sorprende que la misma compañía que ha quebrado la autopista se presente ahora para intentar recomprarla), con los fondos canadienses CPPIB y Brookfield; de otro, los australianos Hastings van con la californiana Calpers y la italiana Autostrade; y por su cuenta ya han mostrado interés la australiana IFM, la canadiense Alberta Investment y la emiratí Abu Dhabi Investment Authority, entre otros, según Reuters.

El gran interés despertado a nivel internacional por la venta de esta autopista de 253 kilómetros que se extiende por la parte más septentrional de los estados de Indiana, Ohio e Illinois, y al alto número de interesados en acudir a la puja, han puesto en guardia a los máximos responsables de Abertis, que apostarán fuerte ya en la primera ronda de ofertas para estar entre las primeras.

El grupo español, sin endeudarse, dispone de 8.000 millones de euros para afrontar compras de activos y EE.UU es el objetivo prioritario

El consejero delegado, Francisco Reynés, dijo hace unos meses que la compañía dispone de unos 8.000 millones de euros para abordar compras (6.500 millones de liquidez más una capacidad de inversión de 2.100 millones), más financiación externa si fuera necesaria, y que entre las prioridades del grupo estaba el desembarco en EE.UU.

Abertis ya está presente en el estado asociado, el caribeño Puerto Rico, con dos autopistas, pero la compañía quiere entrar en el mercado estadounidense como tal. Además de la compra que se ha puesto más a tiro, la autopista de Indiana, en el foco también están otras infraestructuras de este tipo que están en proceso de privatización en otros estados del país.

El grupo está también ultimando su plan estratégico para los próximos tres años, que será presentado en Londres a finales de este mes, casi en paralelo a la presentación de la oferta por la ITR. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba