Empresas

Abengoa, en situación crítica: las negociaciones con la banca encallan

El grupo vasco Gestamp requería a la banca hasta 1.500 millones de euros para financiar Abengoa y comprometerse en ese caso a tomar las riendas del grupo. Las entidades han advertido que no alcanzarán en ningún caso los 1.000 millones de euros y deja a la multinacional española en situación crítica.

Plataforma Solar de Abengoa en Sanlúcar La Mayor (Sevilla).
Plataforma Solar de Abengoa en Sanlúcar La Mayor (Sevilla). Efe.

Las negociaciones entre el grupo español de componentes para el automóvil Gestamp y los bancos acreedores de Abengoa encallaron este martes después de que Santander, que lidera el grupo de entidades financieras, advirtiera a los representantes de la compañía que en ningún caso aportarán préstamos que alcancen los 1.000 millones de euros. El grupo de la familia Riberas, a través de la filial Gonvarri, propuso a la multinacional energética española hace dos semanas inyectar en total 350 millones de euros a cambio de hacerse con el 28% del capital y desbancar a la familia Benjumea como primeros accionistas. La entrada de Gonvarri en el capital de Abengoa estaba supeditada a lograr financiación adicional por parte de la banca de hasta 1.500 millones de euros.

De acuerdo a fuentes financieras, Santander ha trasladado a los otros bancos con los que negocia el grupo, entre ellos Caixabank, Popular, Sabadell, o Bankia, que ha comunicado a Gestamp su negativa a alcanzar los 1.000 millones de euros en préstamos. Las distintas fuentes con las que contactó el martes Vozpopuli informaron desde que habrá una nueva propuesta de financiación hasta que el grupo español no tiene más opción que solicitar en las próximas horas preconcurso, la antesala del concurso de acreedores.

Santander presentará una nueva propuesta de financiación, inferior a 1.000 millones

"La situación está muy complicada, ahora habrá que ir viendo que pasa en las próximas horas", señalaron el martes desde una de las entidades financieras. "Las cuentas del grupo no están claras, la gestión no ha sido buena... en este sentido no pueden exigir un esfuerzo de crédito tan elevado". "Santander presentará una nueva propuesta de financiación, inferior a los 1.000 millones; el resto de bancos apoyaría esta opción", informaron desde otro de los bancos. "Las entidades acreedoras extranjeras se niegan a seguir aportando financiación, para Abengoa no hay otra opción que el 5.bis [solicitud de preconcurso de acreedores]", aseguraron en un tercer banco con el que trabaja la empresa fundada por Felipe Benjumea a mediados del siglo pasado. Abengoa no respondió a las llamadas realizadas el martes por este diario; Vozpopuli tampoco pudo contactar, el martes por la tarde, con portavoces de Gestamp y Gonvarri que confirmaran las informaciones.

Deloitte, auditor de las cuentas de Abengoa, advirtió en la presentación de los últimos resultados trimestrales del grupo que existe una incertidumbre "que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento". Los resultados negativos de las operaciones hasta el 30 de septiembre, la evolución negativa del valor en Bolsa, y "los problemas para acceder tanto a los mercados de deuda como a las renovaciones de algunas líneas de circulante" sustentan esa incertidumbre apuntada por Deloitte.

Abengoa ha activado un agresivo plan de reestructuración que ha supuesto ya la salida como presidente de Felipe Benjumea y una ampliación de capital de 650 millones de euros, todavía no cerrada, a la que acudirían Santander, Credit Agricole, y HSBC. Además ha puesto en marcha un potente plan de venta de activos, pero todo ello no acaba de ser suficiente para que el grupo espante el fantasma del concurso de acreedores.

"La situación está muy complicada, ahora habrá que ir viendo que pasa en las próximas horas", señalan las entidades financieras

Si la compañía no logra el apoyo de Gestamp, la inyección de capital por parte de las entidades financieras, y si esto provoca la cancelación de la ampliación de capital prevista, Abengoa, con una deuda superior a los 6.000 millones de euros, se podría ver obligada a solicitar preconcurso y tratar de negociar un convenio de pago con los acreedores.

Los títulos de Abengoa cerraron el martes con una caída del 0,76%, hasta los 0,91 euros por acción. La negativa de la banca a las intenciones de Gonvarri en Abengoa se conocieron tras el cierre del mercado. En Estados Unidos la filial de Abengoa que cotiza en el Nasdaq, Abengoa Yield, cerró con una caída del 0,29% pero sus títulos llegaron a perder durante la sesión más de un 4%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba