Empresas

El primer ejecutivo de la filial estadounidense de Abengoa quería independizarse de la matriz

El consejero delegado de Abengoa Yield, Javier Garoz, declaró el pasado 6 de noviembre que quería cambiar de nombre a la empresa y ser independiente de Abengoa. El miércoles fue cesado de su cargo.

Felipe Benjumea, en el debut de Abengoa en el Nasdaq.
Felipe Benjumea, en el debut de Abengoa en el Nasdaq. EFE

Javier Garoz, hasta este miércoles consejero delegado de Abengoa Yield, la filial estadounidense de Abengoa, declaró el pasado 6 de noviembre que iba a cambiar el nombre de la compañía e independizarse de su matriz. Además anunció la búsqueda de un nuevo accionista que reforzaría el capital de la empresa para crecer en el mercado estadounidense. El mismo día que Abengoa informó sobre su entrada en preconcurso de acreedores, Abengoa Yield anunció por sorpresa en un escueto comunicado que Garoz había abandonado la empresa siendo sustituido por el consejero delegado de Abengoa, Santiago Seage

Abengoa Yield, participada por Abengoa en un 47%, cotiza en el mercado tecnológico estadounidense Nasdaq desde junio del pasado año. Entre sus activos se encuentran plantas solares, eólicas, situadas en España, Estados Unidos, y otros países, la mayoría traspasados en el último año y medio por Abengoa, valorados en cientos de millones de euros.

En la presentación de resultados trimestrales de Abengoa Yield publicada en la SEC, el regulador del mercado de Estados Unidos, Javier Garoz manifestaba que la filial pretendía "reforzar nuestra autonomía de Abengoa y convertirnos en una entidad totalmente independiente". El ejecutivo añadió que se estaba buscando una nueva denominación para la empresa, un cambio de nombre, "que se anunciará en las próximas semanas". "También tenemos la intención de contratar a un nuevo director financiero que no está relacionado con Abengoa", manifestó. Además añadió que la empresa había iniciado "un proceso de búsqueda de un nuevo accionista".

"En ningún caso Abengoa Yield está pensando en un proceso similar al concurso de acreedores", aseguran en Abengoa

La imposición esta semana de Seage como primer ejecutivo de Abengoa Yield contrasta radicalmente con las intenciones declaradas a principios de mes por Garoz y su aparente implicación con el futuro de la empresa estadounidense. Abengoa no ha explicado si la salida de Garoz responde a aquellas manifestaciones o si su cese está relacionado con la entrada en preconcurso de Abengoa.

La crítica situación de Abengoa deja a Abengoa Yield, que cotiza en el Nasdaq, en una posición delicada. Abengoa Yield mantiene acuerdos de financiación de varias plantas solares valoradas en millones de euros con su matriz, y, tal como la estadounidense explica en la presentación a la SEC (el regulador del mercado estadounidense) de sus últimos resultados trimestrales, posibles impagos de Abengoa "podrían desencadenar los impagos correspondientes a dichos acuerdos de financiación".

La entrada en preconcurso de Abengoa ha dejado en suspenso el plan estratégico que preveía implantar para reducir deuda, así como la ampliación de capital de 650 millones de euros prevista para final de año. En Estados Unidos una compañía en situación concursal se acoge al Chapter 11, Capítulo 11 de la ley de quiebras, más eficaz que la ley española a la hora de tratar de mantener la viabilidad de una empresa. "En ningún caso Abengoa Yield está pensando en ningún procedimiento similar al chapter 11, no estamos ni de lejos en esa situación", aseguró el jueves un portavoz de Abengoa.

Abengoa Yield ha informado este mes al regulador estadounidense que los acuerdos de financiación con su matriz sobre dos plantas construidas en Extremadura, Solabe 2, y 3, que forman parte del mayor complejo termosolar de Europa, expiran este mes. También vence este mes el acuerdo de financiación sobre Helios, dos plantas solares situadas en Ciudad Real, en los términos municipales de Arenas de San Juan, Villarta de San Juan y Puerto Lápice. En diciembre expira el contrato de financiación acordado sobre la planta eólica de Palmatir, en Uruguay.

Abengoa Yield admite en sus últimos resultados trimestrales comunicados este mes a la SEC que si Abengoa "es incapaz de ejecutar su plan estratégico", su capacidad para "cumplir con sus obligaciones contractuales" con Abengoa Yield, podría afectar a los "acuerdos de financiación". "Esperamos", concluye la compañía estadounidense, "que Abengoa pueda implantar pronto su plan estratégico".

El miércoles, el día que Abengoa anunció su intención de solicitar preconcurso de acreedores, Abengoa Yield perdió en Bolsa un 10,2% de su valor; el jueves, día de Acción de Gracias en Estados Unidos, el Nasdaq no abrió.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba