Empresas

Un consorcio chino-brasileño deja fuera a Abengoa en el primer concurso de 2014 para transportar energía en Brasil

Un consorcio formado por empresas brasileñas y chinas se adjudicó el contrato presentando una propuesta un 38% menor que el techo fijado por el Gobierno brasileño, mientras que la española lo había rebajado un 11,49%. 

El presidente de la compañía española Abengoa, Felipe Benjumea (5i), y el consejero delegado, Manuel Sánchez (5d)
El presidente de la compañía española Abengoa, Felipe Benjumea (5i), y el consejero delegado, Manuel Sánchez (5d) EFE

Un consorcio formado por empresas brasileñas y chinas ha ganado este viernes la primera subasta de energía en Brasil en 2014. La empresa española Abengoa Construção Brasil Ltda, que presentó una propuesta de remuneración anual por 620.423.600,00 reales, se quedó fuera del contrato para transportar energía producida por la hidroeléctrica de Belo Monte (Pará) para la región Sudeste. El consorcio chino-brasileño presentó una propuesta un 38% menor que el techo fijado por el Gobierno brasileño, mientras que la española lo había rebajado un 11,49%. 

China sigue su expansión en Brasil, como ya hace en Argentina, Ecuador y otros muchos países de África. El Gobierno de Brasil le entregó otra obra importante. Los empresarios chinos se unieron a los brasileños y, como suele ser habitual en el país, se adjudicaron el contrato. Fue el consorcio IE Belo Monte, formado por Furnas Centrais Elétricas S.A. (24,5%), la china State Grid Brazil Holding S.A. (51%) y Centrais Elétricas do Norte do Brasil S.A. – Eletronorte (24,5%). La empresa asiática detenta la mayoría. 

Furnas y Electronorte son empresas subsidiarias de Electrobras, la estatal brasileña del sector eléctrico, mientras que State Grid, propiedad del gobierno chino, inició sus operaciones en el mercado brasileño en 2010, cuando compró siete compañías nacionales de transmisión de energía. La obra es considerada una de las más importantes para el sector eléctrico. Se necesitará una inversión de 5,1 billones de reales. 

La línea de 2.100 kilómetros de extensión tendrá capacidad para transmitir 4.000 mil megavatios de energía, ligando las subestaciones de Xingu (Pará) y Estreito (Minas Gerais), pasando por los estados de Pará, donde está siendo construida la central de Belo Monte, Tocantins, Goiás y Minas Gerais. 

La energía se entregará en la subestación de Xingu por la concesionaria de la central y, desde ese lugar, transportada hasta Estreito. A partir de ese lugar la energía será distribuida por otras líneas para los estados de la región sudeste. 

La pujanza de las empresas chinas es cada vez más visible en Brasil. Su oferta a la baja, junto a la unión de compañías brasileñas -en un país donde se apuesta por las empresas nacionales- han sido determinantes para decantar la balanza dejando fuera a la filial de la empresa española Abengoa Construção Brasil Ltda y al consórcio BMTE – Transmissora Aliança de Energia Elétrica S.A (50%) e Alupar Investimento S.A. (50%) que presentaron una oferta de 666.482.160,00 reales, un 4,93% por debajo de la propuesta del Gobierno brasileño. 

El edicto del Gobierno de Brasil había fijado un techo de 701 millones de reales. El plazo de concesión es de 30 años y la línea debe entrar en operación en un plazo de 46 meses. 

Según las estimaciones gubernamentales serán generados 12.500 puestos de trabajo más un número indeterminado de empleos indirectos. Hace un mes, el estatal Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social (BNDES) informó que las condiciones para financiar la operación para la línea de transmisión de Belo Horizonte iban a ser más favorables que las de subastas anteriores. La hidroeléctrica de Belo Monte entrará en funcionamiento en febrero de 2015, aunque la finalización de las mismas será en enero de 2019 con una inversión estimada de 29 billones de reales. 

La empresa sevillana Abengoa lleva más de una década en Brasil. El año pasado la Agencia Nacional de Energía Eléctrica de Brasil (Aneel) le encargó el desarrollo de un nuevo proyecto de transmisión de energía eléctrica que tendrá un importe de unos mil millones de euros. La empresa es la responsable de acometer la ingeniería, el diseño, la construcción, el mantenimiento y la puesta en servicio de las tres concesiones de transmisión eléctrica, que recorrerán 2.079 kilómetros. 

Brasil prevé realizar otras 11 subastas de energía durante este año. La próxima será el 9 de mayo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba