Empresas

La banca no tendrá consejeros en la nueva Abengoa pero impondrá 'observadores'

Felipe Benjumea, llamado esta semana a declarar en la vista por las impugnaciones al acuerdo de refinanciación.

Planta de Abengoa en Sevilla.
Planta de Abengoa en Sevilla. Efe.

Los principales bancos acreedores de Abengoa que llevan cerca de un año negociando la refinanciación del grupo con sede en Sevilla no tendrán representación en el consejo de administración de la Abengoa reestructurada. La compañía acaba de firmar el acuerdo de refinanciación de deuda que implicará que bancos y fondos de inversión se hagan con la mayoría del capital.

La Abengoa resultante del acuerdo de reestructuración, al que debe adherirse el equivalente al 75% del pasivo del grupo -aproximadamente 9.000 millones- para que este sea aprobado, contará con un consejo formado por independientes. “A los nuevos consejeros les espera un trabajo poco envidiable, tendrán que tomar decisiones de venta de activos y reducción de costes”, explican fuentes cercanas a la dirección de la empresa. “La banca no se va a mojar colocando representantes en el consejo”, añaden, “pero impondrá observadores”.

La mayor aseguradora suiza o el fondo estadounidense EIG reclaman la impugnación del acuerdo de homologación de refinanciación

La figura de los observadores de la banca velará porque las decisiones del consejo de administración sean las mejores para sus intereses, la mayor recuperación de la deuda posible. Cada una de las principales entidades financieras acreedoras de Abengoa impondrá un “observador” cuyo aliento notará en el cogote el consejero independiente presente en la multinacional energética.

Los bancos que han dirigido las negociaciones con los representantes de Abengoa –Santander, Bankia, CaixaBank, Popular y Credit Agricole-, y diez firmas de inversión extranjeras, han acordado aportar en total 1.170 millones de euros. Previsiblemente los bancos controlarán el 40% del capital de la nueva Abengoa, mientras que los fondos se harán con el 50%. Los actuales principales accionistas, encabezados por la familia Benjumea a través de la sociedad Inversión Corporativa, verán reducida su participación de más del 50% al entorno del 5%.

Escudo concursal

La firma del acuerdo de refinanciación de Abengoa coincide con el inicio en el juzgado mercantil de Sevilla de la vista por las impugnaciones al primer acuerdo de refinanciación del grupo. Durante esta semana el mismo juez al frente de la situación preconcursal de Abengoa escuchará los argumentos de los que sostienen que el anterior acuerdo de homologación de la empresa no cumple con la normativa y que, por lo tanto, debe ser impugnado. De ser así, la compañía se arriesgaría a perder el actual escudo concursal que evita que un acreedor inste su concurso.

Abengoa se declaró en preconcurso de acreedores el pasado mes de noviembre, disponiendo desde entonces de cuatro meses para negociar un convenio que evitara la que hubiese sido la mayor declaración de concurso de acreedores sucedida en España. La situación de preconcurso evita que durante esos cuatro meses un acreedor pueda solicitar el concurso de acreedores. Abegoa apuró los cuatro meses y en el último día presentó ante el juzgado mercantil un acuerdo de homologación de refinanciación en el que solicitaba al juez otros siete meses para seguir negociando (standstill).

En una estrategia empresarial y una decisión judicial inusual en el sistema concursal español, Abengoa obtuvo el beneplácito del juez para seguir negociando siete meses manteniendo ese escudo antiacreedores que otorga la situación preconcursal.

Contra ese acuerdo de homologación varios acreedores, entre ellos la mayor aseguradora suiza, Zurich Insurance; la entidad financiera ligada al Gobierno mexicano Bancomext; o el fondo estadounidense de infraestructuras EIG, reclamaron su impugnación. Entre otros motivos, alegan que el cálculo que la compañía presentó de las adhesiones a ese acuerdo de homologación fue incorrecto, y que se reclama a los acreedores un sacrificio desproporcionado.

Mientras que fuentes cercanas a Abengoa aseguran que la vista sobre las impugnaciones que se inicia hoy en Sevilla es un trámite sin importancia, fuentes cercanas a las empresas que han impugnado el acuerdo sostienen que si el juez les diera la razón y la sentencia se comunicara antes del día en el que finaliza el periodo de negociación para la refinanciación definitiva, el próximo 28 de octubre, la compañía perdería los privilegios del preconcurso de acreedores y se arriesgaría a la solicitud de concurso por parte de un acreedor.

El expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, ha sido citado a declarar por la defensa de parte de los que impugnaron el primer acuerdo de refinanciación del grupo. La compañía no confirmó el viernes si este acudirá a la vista.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba