Empresas

El nuevo rey saudí ratifica al ministro que amenaza con quitar el AVE a La Meca al consorcio español

El ministro de Transportes es uno de los pocos que se ha salvado de la criba llevada a cabo en el Gobierno por el heredero del rey Abdalá. El intento de mediación de Juan Carlos I, que pidió árnica para el consorcio español, ha naufragado por el momento.

El rey Salman, nuevo monarca de Arabia Saudí tras la muerte del rey Abdalá
El rey Salman, nuevo monarca de Arabia Saudí tras la muerte del rey Abdalá Efe

La tensión en torno al contrato para la construcción del AVE a La Meca que lleva a cabo el consorcio español Al-Shoula no disminuirá con al ascenso al trono del rey Salman, que ha sucedido al fallecido rey Abdalá. La amplia renovación del Gobierno saudí que ha llevado a cabo el nuevo monarca, que ha provocado la salida de hasta doce ministros, no ha afectado al titular de Transportes, Abdullah bin Abdulrahman Al-Muqrib, quien a finales del pasado año amenazó al consorcio español con la revocación del contrato si no resolvían el problema que están ocasionando los retrasos en las obras.

Al-Muqrib fue nombrado ministro de Transportes a comienzos del pasado mes de diciembre y apenas tardó tres semanas en destapar la caja de los truenos tras realizar por sorpresa una visita a las obras que se llevan a cabo en el trazado del tren de alta velocidad entre La Meca y Medina. El considerable enfado del ministro y sus amenazas generaron inquietud entre los miembros del consorcio, que convocaron un consejo extraordinario para tratar de limar diferencias y dar un mensaje de unidad. Pero la preocupación por una situación que puede terminar en tragedia para la denominada ‘marca España’ también ha llegado a alguien que hizo mucho por que el contrato se quedara en España.

Se trata del rey Juan Carlos I, que acaba de realizar una visita a Arabia Saudí con motivo del fallecimiento del rey Abdalá y el ascenso al trono del rey Salman, con quien el monarca español mantiene una muy estrecha amistad. Según fuentes próximas al consorcio, el rey Juan Carlos pidió árnica al nuevo monarca saudí respecto al asunto del denominado ‘AVE de los peregrinos’, dada su trascendencia.

Pero la respuesta de Salman ha sido la ratificación de Al-Muqrib como responsable de Transportes y, por lo tanto, una de las personas que tiene en su mano la supervivencia del contrato.

Nada es lo mismo sin el rey y Villar Mir

Fuentes conocedoras de la situación señalan a Vozpópuli que el clima en torno a los retrasos que acumulan las obras del AVE a La Meca se ha enrarecido aún más desde la abdicación de rey Juan Carlos, quien ya no acude con la frecuencia que solía a Arabia Saudí.

Las mismas fuentes también apuntan el nombre del presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, cuyas visitas al país saudí fueron claves en algunos momentos para rebajar tensiones, dado que la compañía es uno de los componentes más destacados del consorcio, pero que ha tenido que restringir de forma notable los viajes al exterior por su delicado estado de salud.

“Si el ministro saudí hubiera sido relevado con motivo de la renovación del Gobierno tan notable que ha hecho el nuevo rey, cabría la esperanza de un cambio de actitud con un nuevo interlocutor”, señalan fuentes próximas al consorcio. En este caso, el intento de mediación del rey Juan Carlos no ha sido suficiente, al menos en este primer asalto.

Ahora todas las miradas se centran en el nuevo hombre fuerte de Al-Shoula, Santiago Ruiz, quien ya ha mantenido reuniones con el ministro Al-Muqrib, en las que ha podido comprobar su enfado manifiesto con el desarrollo de las obras.

Preocupación en Fomento

Al-Muqrib y Ruiz se conocen de un pasado muy reciente (de apenas unos meses), cuando el primero era alcalde de Riad (la capital del país) y el segundo, responsable del proyecto de construcción de tres líneas del metro de la ciudad encargadas a un consorcio liderado por FCC, empresa para la que trabajaba.

Aunque esos primeros encuentros arrojaron un resultado positivo desde el punto de vista de la cordialidad entre los dos interlocutores, lo cierto es que la situación está aún lejos de poder solucionarse y la preocupación en el seno del Ministerio de Fomento crece con el paso de los días.

“No quiero hablar más con políticos”, le dijo Al-Muqrib a Ruiz en una de sus entrevistas, lo que desaconsejó un viaje que la ministra Ana Pastor tenía previsto realizar a Riad en los primeros días del año. Bloqueadas las naves políticas, el rey Juan Carlos lo intentó por su cuenta pero, por el momento, el resultado ha sido negativo y todo apunta a que tendrá que ser el equipo encabezado por Santiago Ruiz quien tenga que resolver la cuestión. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba