La ingeniería pública ganó 14,6 millones en 2011

AENA apenas percibe siete millones de dividendo de Ineco, a la que hace facturar 70 M.

El gestor aeroportuario AENA ha percibido tan sólo 7,2 millones de euros en concepto de dividendo de su participada Ineco a la que, en cambio, proporciona cada año una buena parte de su facturación en virtud del convenio que tienen firmado. Los resultados confirman que el sistema beneficia a la ingeniería, que logra beneficios de 14,6 millones pero no tanto a AENA, que arrastra pérdidas de 220 millones y una gigantesca deuda.

José Manuel Vargas, presidente de AENA
José Manuel Vargas, presidente de AENA EFE

La polémica ha rodeado habitualmente la relación entre AENA y su participada Ineco, a la que proporciona un buen número de contratos a lo largo del año. En virtud de un protocolo firmado por ambas sociedades, Ineco se asegura una facturación del entorno de los 70 millones de euros en encomiendas de servicios del gestor aeroportuario, lo que ha puesto en pie de guerra al sector de las ingenierías privadas.

Sin embargo, el beneficio parece ir en una sola dirección, la de Ineco. Mientras que esta compañía ha logrado, pese a la crisis, cerrar sus últimos ejercicios con beneficios y crecientes cifras de facturación, AENA no ha dejado de acumular números rojos y, sobre todo, endeudamiento. La compensación tampoco llega vía dividendo, ya que de acuerdo con las últimas cuentas publicadas, AENA ingresó tan sólo 7,2 millones de euros en concepto de retribución al accionista de Ineco (en función de la participación del 46% que posee). Es decir, apenas un 10% de lo que la ingeniería pública ingresa gracias al gestor aeroportuario.

Precisamente, Ineco es capaz de dar dividendo porque los beneficios coronan su cuenta de resultados en los últimos años. La compañía pública cerró 2011 con resultados positivos por valor de 14,6 millones de euros, una cifra que contrasta de forma notable con las pérdidas superiores a los 220 millones de euros que registró AENA Aeropuertos en el mismo ejercicio.

La legislación permite a AENA contratar con Ineco (pese a que controla un 61% de la ingeniería pública) pero el procedimiento ha de ser en el marco del correspondiente proceso público, lo que contradice que los contratos no hayan sido publicados en el Boletín Oficial del Estado. Pero lo que no le está permitido hacer a AENA es ceder funciones públicas a sus sociedades participadas. Es decir, no puede encomendar labores que le corresponden a empresas en cuyo capital participa.

Algunas de las encomiendas de AENA que llevó a cabo Ineco, como por ejemplo la coordinación de los slots aeroportuarios, son tareas propias del gestor y, por lo tanto, no podía cederlas a una compañía participada.

Con el cambio de Gobierno y un nuevo equipo en el Ministerio de Fomento la situación no ha cambiado, toda vez que la mayor parte de la anterior cúpula de AENA se mantiene en su puesto. Como accionista principal de Ineco, el gestor aeroportuario cuenta con varios puestos en el consejo de administración de la ingeniería, con lo que estos representantes sí obtienen réditos de los buenos resultados de la ingeniería.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba