Empresas

Guindos ya no se opone a la OPV de AENA tras lograr apuntarse el tanto de la operación

El ministro de Economía considera que su aportación al frenar la salida a Bolsa del gestor aeroportuario por un supuesto defecto de forma ha sido decisiva para sacarla adelante y le permite apuntarse un tanto que, hasta entonces, era exclusivo de Fomento.

Ana Pastor, ministra de Fomento, y Luis de Guindos, titular de Economía
Ana Pastor, ministra de Fomento, y Luis de Guindos, titular de Economía

Fomento ha dado un paso importante para sacar adelante la salida a Bolsa de AENA, operación suspendida el pasado mes de noviembre cuando estaba a punto de ser aprobada por el Consejo de Ministros. Las resistencias que la ministra Ana Pastor encontró entonces en el Ejecutivo, especialmente del titular de Economía, Luis de Guindos, parecen haberse esfumado aunque no a cualquier precio. De culminar con éxito, la única privatización del Gobierno de Mariano Rajoy ya no será una obra exclusiva de Fomento. Guindos ha logrado apuntarse el tanto.

Desde comienzos de esta semana, el Ministerio de Fomento cuenta con el apoyo expreso de los ministerios del área económica para culminar la OPV de AENA, según publicaba Expansión en su edición de este martes. De esta forma, Pastor se garantiza un poco más la ausencia de sorpresas en el Consejo de Ministros de dentro de dos semanas, en el que probablemente se dé el visto bueno al registro del folleto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Precisamente el paso en el que la privatización del gestor aeroportuario quedó varada el pasado mes de noviembre. Por entonces, cuando todo parecía preparado para el debut de AENA en el parqué, el Consejo de Ministros decidió paralizarlo por lo que parecía ser un defecto de forma: el hecho de que se hubiera elegido a la firma auditora de la compañía, PwC, para redactar la carta de conformidad sin mediar concurso público.

Un aspecto que saltaba a la palestra por sorpresa y como total novedad dado que en las más de treinta privatizaciones anteriores la carta de conformidad había sido elaborada por la misma firma que se encargaba de verificar sus cuentas y sin concurso de por medio.

Economía se pone al frente

La maniobra para desactivar la operación, en la que Ana Pastor se quedó sin apoyos, estuvo liderada por Luis de Guindos, amenazado por que un nuevo conflicto con las auditoras afeara su expediente pero también condicionado por el escaso protagonismo que había tenido su Ministerio en todo el proceso. En la misma situación se encontraba la Oficina Económica de Presidencia, con Álvaro Nadal a la cabeza, mientras que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, siempre ha sido reticente a la venta de AENA.

Tras el descalabro inicial, Guindos se puso al frente de la situación, se encargó de lanzar mensajes que mezclaban el convencimiento de que la OPV iba a salir adelante con la prudencia de que había que hacer las cosas bien para evitar sorpresas de última hora.

Y finalmente se salió con la suya. Tras la convocatoria del concurso pertinente para elegir al encargado de hacer la carta de conformidad y su resolución, Economía ha pasado a tener un papel de relevancia en la salida a Bolsa de AENA. Al menos, a ojos del mercado.

Previsible luz verde

Un papel fabricado y cortado a medida para la ocasión pero que faculta a Guindos para apuntarse el tanto de la privatización del gestor aeroportuario. Disipadas las dudas, la luz verde a la operación es cuestión de plazos.

En esta oportunidad, la ministra Pastor tenía mucho mejor preparada la defensa de la privatización de AENA para que ningún detalle pudiera hacer que se repitiera la experiencia de noviembre. Sin embargo, es probable que no sea necesaria tanta argumentación. Será suficiente con compartir espacio en la foto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba