Infraestructuras

ACS se asoma también al abismo del bono basura: la ampliación de Hochtief no atrae al mercado

La principal preocupación de ACS con vistas a financiar la OPA sobre Abertis es cubrir la emisión de nuevas acciones de su filial Hochtief, que servirán para atender el canje incluido en la oferta. El escaso atractivo de la ampliación aboca a ACS a quedarse por encima del 50% de Hochtief, lo que le empujaría a un deterioro de su calificación crediticia.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, durante su intervención en la Junta de Accionistas de la compañía
El presidente de ACS, Florentino Pérez, durante su intervención en la Junta de Accionistas de la compañía Zipi

El 'road show' puesto en marcha por ACS para vender a los principales mercados del mundo la OPA sobre Abertis lanzada por su filial Hochtief se está centrando en atraer inversores que suscriban la ampliación de capital de la constructora alemana, uno de los puntos más delicados de la oferta. El escaso interés que, por el momento, ha despertado la emisión mantiene en vilo al grupo que preside Florentino Pérez, toda vez que una suscripción incompleta tendría funestas consecuencias para el futuro de ACS, siempre en el caso de que finalmente lograra imponerse a Atlantia en la batalla por el control de la concesionaria de infraestructuras española.

Por ahora, ACS ha encontrado una buena acogida para conformar el préstamo sindicado con el que debe financiar la contraprestación en metálico, que se va por encima de los 13.000 millones de euros. Sin embargo, no sucede lo mismo con la ampliación de capital de Hochtief, por valor de 3.600 millones de euros. El grupo de construcción y servicios se está encontrando muchos problemas para convencer al mercado de que apueste por suscribir los nuevos títulos de su filial alemana, una operación que resulta clave en el proceso de compra de Abertis.

La ampliación se realiza sin apenas descuento, a un precio de 146,6 euros por acción, en el entorno en el que actualmente cotizan los títulos de Hochtief, que el mercado considera como sobrevalorados, como demuestra el hecho de que la mayoría de las firmas de análisis que sigue a la empresa alemana sitúa su precio objetivo notablemente por debajo de esta cota y mantiene una recomendación de vender.

Esta circunstancia complica la ampliación de capital de Hochtief, ya que ACS, que cuenta con algo más de un 72% del capital, ha renunciado a su derecho de suscripción con el fin de que la OPA sobre Abertis no implique incrementar su deuda. Además, si la ampliación se suscribe en su totalidad, ACS se diluirá en Hochtief por debajo del 50%, por lo que podrá desconsolidar el endeudamiento de la alemana y conservar cómodamente el grado de inversión para futuras emisiones de bonos.

El riesgo de la suscripción incompleta

Sin embargo, en el caso de suscripción incompleta, ACS quedaría por encima del 50%. En este caso, la agencia Standard & Poor’s ya ha apuntado que revisará el rating del grupo, que podría sufrir la revisión a la baja de una nota, lo que le llevaría a perder el grado de inversión y pasar al especulativo; es decir, a que la deuda que emitiera la compañía fuera considerada como bono basura, lo que incrementaría de forma notable su coste.

Además, en el caso de la oferta de Hochtief, el éxito de la misma está condicionado a que el canje de títulos se complete en su totalidad, es decir, que todas las acciones de Abertis a las que se dirige esta modalidad (algo más de 193 millones de títulos, en torno a un 19% del capital) opten por ella. En el caso de Atlantia, la condición se limita a 100 millones de acciones de Abertis, con la posibilidad incluso de retirar este precepto en el plazo legal para hacerlo (cinco días antes de que finalice el plazo de aceptación).

Hay poco apetito por las acciones de Hochtief, algunos accionistas han reducido su participación

El poco apetito por las acciones de Hochtief también se ha manifestado en el comportamiento de algunos accionistas que han tomado una participación en Abertis para obtener beneficio de la batalla por su control. Tras el anuncio de la OPA de Hochtief, han reducido su participación en la concesionaria ante la posibilidad de que finalmente triunfe la opción de ACS y tengan que quedarse con títulos de la empresa alemana que no quieren.

Hochtief presentó el anuncio de su oferta competidora por Abertis el pasado 18 de octubre, justo un día antes de que venciera el plazo. El siguiente trámite será la admisión a trámite de la oferta por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba