Empresas

ACS reactiva la venta de una de sus joyas, la filial de medio ambiente Urbaser

El grupo ACS retomará la venta de una de las joyas de su corona, su filial de medio ambiente Urbaser. Una ligera mejora en la situación de los mercados y las necesidades de la compañía de aligerar su abultado endeudamiento han llevado a la compañía a volver a buscar comprador, junto a los últimos contratos ganados por la empresa, que la hace aún más atractiva. El grupo no quiere repetir la operación de otra de sus unidades del sector, Clece, a la que finalmente no ha podido dar salida en su totalidad. Por el momento, ACS ha simplificado la estructura de Urbaser.

ACS reactiva la venta de una de sus joyas, la filial de medio ambiente Urbaser
ACS reactiva la venta de una de sus joyas, la filial de medio ambiente Urbaser

Hace ya cinco años que ACS puso a la venta la totalidad de su unidad de medio ambiente, compuesta por las compañías Urbaser, Clece y Dragados Servicios Portuarios Logísticos (SPL). Sin embargo, el objetivo inicial se ha quedado demasiado corto. Esta última ha sido la única que ACS ha podido colocar en el mercado, con la venta a JP Morgan por algo más de 700 millones de euros. De Clece sólo ha podido enajenar un cuarto del capital mientras que Urbaser continúa aún en el balance.

Sin embargo, una ligera mejoría experimentada por los mercados han animado a ACS a volver a poner en marcha la operación de venta de esta última que, además, se ha reforzado en los últimos tiempos con una serie de contratos, especialmente en Reino Unido, que la hacen más apetecible y que abre la posibilidad de colocarla a un precio mayor del previsto.

Así las cosas, ACS lleva un tiempo simplificando la estructura de Urbaser, con la fusión de filiales y la disolución del consejo de administración de la empresa, entre otras maniobras. La intención del grupo que preside Florentino Pérez es no tener que repetir el proceso llevado a cabo con Clece, que finalmente desembocó en la colocación de un 25% del capital al fondo de capital riesgo Mercapital.

Aunque ACS no debe afrontar vencimientos importantes en los próximos dos años, las necesidades de liquidez de la empresa siguen siendo patentes. El de 2012 ha sido un ejercicio crítico debido a la venta del 3,7% de Iberdrola en bloque y de cerca de un 1% en operaciones sueltas que ha ocasionado un notable agujero en las cuentas de la constructora debido a las provisiones que se ha visto obligada a efectuar por las minusvalías causadas por la enajenación.

Aceeso a los mercados

El comienzo del año se ha visto marcado por las oportunidades para emitir en el mercado de renta fija privada, una opción que ACS hace tiempo que no contempla, ya que ha tenido que dejar sin efecto las últimas emisiones que ha intentado. Por el momento, este mercado parece cerrado para la compañía, que tendría que recurrir a algunas de sus filiales en el exterior para intentar un movimiento similar. De ahí que la opción de la venta sea la más oportuna en estos momentos.

Para colocar Urbaser en los mercados, una de las opciones más claras se encuentra en Francia, país en el que la filial de ACS cuenta con una cartera valorada en más de 2.000 millones de euros. De hecho, cuando el grupo puso a la venta sus divisiones de medio ambiente el mercado francés fue uno de los que sondeó con mayor intensidad, aunque no terminó de encontrar una opción que satisficiera sus intereses.

El área de medio ambiente aportó a ACS en 2011 unos ingresos de 1.686 millones de euros, cerca de un 6% del total del grupo si se incluyen las cifras consolidadas de la participada alemana Hochtief. Ajena a la crisis, el área de medio ambiente de ACS ha registrado un incremento del 27% en su facturación durante los últimos cinco años. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba