Empresas

El negocio constructor ve lejos la recuperación: las grandes dejan de facturar 15.300 millones por la crisis

Los primeros ejecutivos de los grandes grupos de infraestructuras coinciden en señalar que la construcción en España aún no mostrará síntomas de recuperación en 2015. La crisis ha hecho que las compañías facturen un 72% menos en el mercado interior.

La construcción en España tampoco dará alegrías a las grandes empresas en 2015
La construcción en España tampoco dará alegrías a las grandes empresas en 2015

El año 2015 no será el de la recuperación para la actividad constructora en España. La coincidencia es generalizada entre los primeros ejecutivos de los grandes grupos españoles de infraestructuras, que descuentan que la evolución del negocio constructor en el mercado interior seguirá arrojando cifras negativas un año más. El escenario es preocupante toda vez que los efectos de la crisis han dejado un escenario propicio para la remontada. Desde que se inició este periodo, las grandes han dejado de facturar 15.300 millones de euros sólo en el negocio de construcción en España.

Sin embargo, aún habrá que esperar. Desde Florentino Pérez, presidente de ACS, a Iñigo Meirás, consejero delegado de Ferrovial; de Manuel Manrique, máximo responsable de Sacyr, a Juan Béjar, vicepresidente y consejero delegado de FCC. Todos  han señalado en los últimos días, en las distintas presentaciones ante los analistas y la prensa de los resultados anuales de las compañías, que la construcción en España seguirá sin dar alegrías en 2015, lo que hará que se profundice más en la internacionalización de las carteras.

Lejos queda aquel año 2007 en el que los grandes grupos españoles de infraestructuras facturaron 21.284 millones de euros sólo con la construcción en España. Al cierre de 2014, la cifra se había reducido un 72%, hasta los 6.000 millones y todo indica que las cuentas de 2015 contribuirán a engordar este descenso.

Poco reflejo va a tener en este caso el notable incremento de la licitación de obra pública registrado durante 2014, especialmente gracias al desarrollo de la red del ferrocarril de alta velocidad.

El condicionante de Hacienda

No obstante, está previsto que una parte notable de esta partida no termine de ejecutarse durante 2015, un año que estará condicionado, además, por los numerosos procesos electorales que tendrán lugar en España, con las municipales y autonómicas, los comicios en las comunidades históricas de Andalucía y Cataluña y las generales para finalizar el ejercicio.

Los últimos datos publicados señalan al sector como una de las claves para la mejora que se está registrando en el mercado laboral. Sin embargo, esta circunstancia tampoco tendrá un reflejo excesivamente destacado en las cuentas de las grandes empresas.

“Habrá que esperar, no mucho, pero al menos este año no esperamos nada bueno en España”, aseguró el consejero delegado de Ferrovial en un encuentro con periodistas.

Entre otras circunstancias, el sector apunta a los numerosos bloqueos que el Ministerio de Hacienda ha puesto al de Fomento para ejecutar contratos. En numerosas ocasiones, esto explica el excesivo desfase entre la evolución de las licitaciones y la ejecución de los contratos y el posterior reflejo en las cuentas de las compañías.

La estrategia de las empresas consiste en profundizar aún más en el proceso de internacionalización que ya iniciaron a comienzos de la pasada década. El peso de España tanto en la facturación como en la cartera de las compañías ha disminuido de forma notable, desde el entorno del 75% antes del comienzo de la crisis hasta el 30%, aproximadamente, que presenta en la actualidad. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba