El ejecutivo acumula fuertes minusvalías en la papelera Ence, en la que comparte accionariado con los Albertos

López Jiménez, lugarteniente de Florentino, vende títulos de ACS en plena tormenta

El consejero de ACS Pedro López Jiménez, uno de los hombres de confianza en el consejo del presidente Florentino Pérez, se deshizo la semana pasada de un paquete de acciones de la compañía, que atraviesa uno de sus momentos más delicados en bolsa de los últimos tiempos. El ejecutivo, al que Pérez llevó a la presidencia de Unión Fenosa cuando la eléctrica era controlada por ACS, acumula fuertes minusvalías latentes en Ence, por la que apostó en época de máximos históricos.

Pedro López Jiménez, uno de los hombres de confianza de Florentino Pérez
Pedro López Jiménez, uno de los hombres de confianza de Florentino Pérez Efe

Pocos movimientos hablan peor de una cotizada que acumula fuertes descensos en bolsa como la venta de acciones por parte de miembros del consejo de administración. Esto es lo que acaba de suceder con ACS, que ha visto como Pedro López Jiménez, uno de los lugartenientes de Florentino Pérez en el consejo de administración, ha hecho caja con títulos de la compañía, que cotiza en zona de mínimos de los últimos ochos años y que acumula un descenso sólo en lo que va de año superior al 38% (frente al 23% del Ibex).

Las operaciones realizadas en el mercado por López Jiménez durante la pasada semana le han permitido ingresar algo más de 1,5 millones de euros tras desprenderse de casi 100.000 acciones de la compañía constructora. No es la primera vez que el consejero se deshace de acciones de ACS. De hecho, desde 2007 su participación en la compañía se ha reducido prácticamente a la mitad (desde algo más de un 0,6% hasta el 0,37% actual). Sin embargo, el momento actual es, sin duda, el más delicado de los últimos tiempos para el grupo constructor.

No obstante, los problemas de López Jiménez no se centran  precisamente en ACS, sino en Ence. El que fuera presidente de Unión Fenosa cuando la empresa que preside Florentino Pérez ostentaba una participación del 45% en la eléctrica, apostó por la papelera a finales de 2006, en plena euforia bursátil. López Jiménez adquirió un 5% de Ence, que comparte accionistas con ACS. En concreto, se trata de Alberto Alcocer y Alberto Cortina, los Albertos, segundos accionistas de la papelera con una participación superior al 20%.

López Jiménez es uno de los “pillados” en Ence, en la que invirtió en torno a 50 millones de euros, una operación por la que acumula en la actualidad minusvalías latentes de más de 30 millones de euros debido al desplome sufrido por la compañía que preside Juan Luis Arregui.

Florentino busca el apoyo de sus afines

El consejero de ACS aprovechó además un “buen” momento para colocar en el mercado títulos de la compañía, que la semana pasada se situó provisionalmente por encima de la cota de 15 euros, lo que no sucedía desde finales del pasado mes de abril. Sin embargo, en los últimos días ACS ha vuelto a la tendencia bajista de las últimas semanas y ayer cerró en 14,12 euros, tras un retroceso del 2,22%.

Hace ya algunos meses que ACS dejó de ser la compañía constructora con mayor capitalización en la bolsa española, un testigo que ha dejado a Ferrovial. La compañía está siendo duramente castigada por el mercado debido a su situación financiera, muy condicionada por el elevado endeudamiento que acumula. Los descensos se han recrudecido después de que a mediados de abril ACS se desprendiera del 3,7% de Iberdrola por la presión de la banca acreedora.

La figura de Florentino Pérez como presidente del grupo constructor está en entredicho, sobre todo por parte de algunos de los principales accionistas de la compañía. Pérez trata de apoyarse en las personas del consejo más afines a él, aunque en este caso Pedro López Jiménez le ha hecho un flaco favor.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba