Empresas

ACS busca en España compradores para sus debilitadas constructoras australianas

Leighton, filial australiana del grupo que preside Florentino Pérez, quiere vender sus unidades de construcción. Su presidente y CEO, Marcelino Fernández Verdes, peina el mercado español que tan bien conoce de su etapa en Dragados para encontrar candidatos.

ACS quiere hacer caja con los activos de sus filiales en el exterior
ACS quiere hacer caja con los activos de sus filiales en el exterior

Marcelino Fernández Verdes, el hombre de moda en ACS, está llevando a cabo los planes de desinversión en Leighton, la filial australiana del grupo español, en la que acapara todo el poder ejecutivo. Uno de sus objetivos es hacer caja con las constructoras de la compañía oceánica, que aportan prácticamente el 25% de la facturación a la empresa pero que últimamente no están dando los resultados esperados. El designado por Florentino Pérez como su sucesor al frente de ACS está peinando el mercado español para tratar de colocar estas empresas.

No en vano, Fernández Verdes es un gran conocedor del sector en España tras su dilatado paso por Dragados, hasta que recibió encomiendas mayores. Sabedor de la situación de las compañías y de los efectos que en ellas ha ocasionado la crisis, el ejecutivo no cuenta con muchas opciones.

El diario Expansión aseguró a finales de la pasada semana que Ferrovial estaba interesada en la compra de John Holland, una de las constructoras de las que Leighton pretende deshacerse (la otra es Leighton Construction).

La empresa australiana también quiere vender su inmobiliaria pero para esos menesteres, Fernández Verdes sabe que sólo contará con candidatos locales.

Sin detalles en los resultados

Leighton presentó sus resultados semestrales a comienzos de la semana pero los analistas, que aguardaban con expectación novedades sobre el proceso de venta de John Holland y Leighton Construction, se quedaron con las ganas.

Fernández Verdes no dio ni un solo detalle de las operaciones y prefirió hacer hincapié sobre los esfuerzos que está llevando a cabo la compañía para resolver el problema de los impagos, pese a que la cifra global se ha incrementado en los últimos seis meses un 10%, hasta 5.500 millones de dólares australianos (cerca de 3.850 millones de euros).

Al menos, Fernández Verdes, que también es el máximo ejecutivo de Hochtief, la compañía matriz de Leighton, ratificó las previsiones de resultados de la compañía australiana para el cierre del año, aunque insistió en los problemas de la empresa con el flujo de caja, unos males que proceden en su mayor parte del negocio constructor.

En los últimos días también se ha apuntado el nombre de alguna compañía francesa como potencial comprador para John Holland. Francesas y españolas dominan el sector europeo y mundial de la construcción, tanto por su tamaño como por su presencia en los grandes proyectos de infraestructuras que se están ejecutando actualmente.

Los problemas de Leighton

Desde que ACS aterrizara en la alemana Hochtief, a mediados de la pasada década con la adquisición del 25% de su capital, Leighton ha sido el objetivo principal de Florentino Pérez, que veía en la compañía australiana una oportunidad única de expandirse por los mercados de Asia-Pacífico y Oceanía, demasiado lejanos para ACS.

Sin embargo, en los últimos años Leighton ha dado mucho más problemas que satisfacciones al grupo. Con todo ello tiene que ver el aterrizaje de Marcelino Fernández Verdes en Australia, aunque los efectos aún están por llegar, entre otras cuestiones porque el ejecutivo acaba de tomar las riendas de la empresa.

Precisamente, serán las bondades del mercado australiano, con muchas infraestructuras por desarrollar, las armas que empleará para tratar de convencer a potenciales compradores para colocarles las empresas a un buen precio. Eso sí, la tarea no se aventura precisamente sencilla. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba