LA COTIZACIÓN DE LA FILIAL ALEMANA PREOCUPA EN ACS

Florentino Pérez gasta 760 millones en 18 meses para evitar la caída bursátil de la hipotecada Hochtief

La filial alemana de ACS ha hecho dos programas de recompra de acciones en tiempo récord y un incremento de participación de la compañía española, que trata de evitar la caída de un activo que figura como garantía de préstamos del grupo constructor.

Florentino Pérez, inquieto por el comportamiento en Bolsa de Hochtief
Florentino Pérez, inquieto por el comportamiento en Bolsa de Hochtief

Los desvelos de Florentino Pérez, presidente de ACS, por la cotización de Hochtief, filial alemana del grupo de construcción y servicios, se cuentan por millones de euros. Concretamente, algo más de 750, que es la cifra que han gastado tanto ACS como la propia Hochtief en la compra de acciones de la empresa alemana con el objetivo de evitar caídas bursátiles y los problemas que llegan con ellas, toda vez que las acciones de Hochtief en poder de ACS figuran como garantía de préstamos de la compañía española.

En el último año y medio, Hochtief ha llevado a cabo dos programas de recompra de acciones, algo poco habitual en los mercados con tan escaso periodo de tiempo de por medio. A mediados de 2013, ya bajo el control absoluto de ACS y el mando de Marcelino Fernández Verdes (señalado por Florentino Pérez como su sucesor), Hochtief anunció un plan de adquisición de títulos propios a cinco años pero que se ejecutó en cinco meses, en los que la compañía invirtió unos 260 millones de euros.

El pasado miércoles, tras el cierre de la sesión, la compañía alemana comunicó que llevará a cabo otro programa, que afectará hasta el 10% del capital y con un horizonte temporal de diciembre de 2015. Si se completa en su totalidad, el programa conllevará una inversión aproximada de 365 millones de euros.

Entre medias, ACS ha incrementado su participación en su filial germana, con una inversión de 135 millones de euros, de acuerdo con lo manifestado por el director general del grupo, Ángel García Altozano, en una reunión con analistas.

Una filial hipotecada

Todos estos movimientos cuentan con una circunstancia en común: un descenso de la cotización de Hochtief al entorno de los 50 euros por acción. En el caso de la primera recompra de acciones, los títulos de la compañía alemana llegaron a cotizar incluso por debajo de 47 euros. Después de la meteórica compra de autocartera, Hochtief subió un 40% y cerró 2013 por encima de los 62 euros.

El incremento de la participación de ACS en la compañía alemana llegó en otro momento delicado, cuando la compañía perdió la referencia de los 55 euros, aunque el impulso no ha sido suficiente.

De ahí que Hochtief haya optado por un segundo programa de recompra de acciones, que ha anunciado justo en el momento en que la compañía registraba sus mínimos desde julio de 2013, al cerrar el martes en 53 euros. El movimiento ha tenido repercusión en el mercado desde el primer día. Este jueves, Hochtief cerró la sesión en la Bolsa de Francfort con una subida del 6,28%, hasta 56,33 euros.

El préstamo del BBVA

Las acciones de Hochtief que están en manos de ACS, cerca de un 60% del capital, es uno de los principales activos del grupo pero también, una de las garantías que el grupo español ha puesto como prenda para la obtención de préstamos bancarios, con los consiguientes riesgos que conlleva el apalancamiento.

El caso más conocido es un préstamo concedido por el BBVA, de aproximadamente 900 millones de euros, en el que ACS puso como garantía un 30% del capital de Hochtief en sus manos. Pero las adquisiciones de acciones de la empresa alemana también fueron financiadas en su día con un fuerte apalancamiento, de modo que los propios títulos funcionan como prenda para los préstamos que la compañía española obtuvo con el fin de afrontar el abordaje de Hochtief. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba