Empresas

Sólo tres operadores están listos para competir con Renfe en viajeros: Continental (ACS), Veloi (Planeta) y Eco Rail

De las seis compañías privadas que han logrado la licencia de Fomento, tan sólo la mitad cuenta con el correspondiente certificado de seguridad que las permite operar, lo que pone en entredicho una verdadera liberalización del transporte ferroviario de viajeros.

La alta velocidad, reclamo para la apertura del transporte ferroviario de viajeros
La alta velocidad, reclamo para la apertura del transporte ferroviario de viajeros

Si la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros entrara en vigor a día de hoy, tan sólo tres operadores estarían en disposición de competir con Renfe, una cifra demasiado discreta para poner en marcha un verdadero mercado. El Ministerio de Fomento ha concedido hasta 24 licencias para operar en el sector pero de ellas, tan sólo siete son de transporte de viajeros, incluida la de Renfe. Y únicamente la mitad de los seis privados cuentan con el certificado de seguridad necesario para prestar el servicio.

Así, sólo tres compañías podrían en la actualidad comenzar a competir con Renfe en el área de pasajeros: Continental Rail, Veloi Rail y Eco Rail.

La primera de ellas pertenece al grupo ACS, uno de los primeros en mostrarse interesado por la liberalización del transporte ferroviario. De hecho, Continental Rail fue la segunda compañía privada en obtener  la licencia para el transporte de mercancías, por detrás de Comsa Rail Transport.

A día de hoy, es una de las tres empresas, incluida Renfe, que podría operar tanto en el área de mercancías como en la de pasajeros, si esta última estuviera liberalizada.

Otros grandes grupos de construcción, servicios y concesiones, como Ferrovial, Acciona y OHL, también apostaron en su día por la creación de filiales para operar en el mercado ferroviario aunque no han llegado tan lejos en sus pretensiones.

Acciona y Ferrovial tienen tanto licencia como certificado de seguridad para mercancías, aunque no para pasajeros. Mientras, Guinovart Rail, el operador controlado por OHL, está a la espera de obtener el citado certificado.

Lara, a replicar el modelo de Vueling

Veloi Rail es la apuesta de Hemisferio, la sociedad de inversión de la familia Lara, para ser un operador de referencia en el sector ferroviario. El proyecto de Veloi guarda ciertas similitudes con el de Vueling, la aerolínea que revolucionó el mercado aéreo del low cost y que ha terminado por formar parte del holding IAG junto a British Airways e Iberia. Hemisfrerio salió de Vueling cinco años después de fundarla, cuando la compañía se fusionó con Clickair, por entonces filial de Iberia.

El operador ferroviario de la familia Lara tiene licencia y certificado de seguridad para el sector de viajeros (no está interesada en mercancías) y su principal interés en el negocio de la alta velocidad, en concreto, la línea Madrid-Barcelona para la que podría desarrollar, como ya hiciera con Vueling, un modelo low cost.

El tercero en discordia es Eco Rail, un sorprendente actor que lidera el empresario andaluz Mario López Magdaleno, especializado en tecnología. Como Continental Rail, Eco Rail también cuenta con licencias para operar en mercancías y viajeros y su correspondiente certificado de seguridad.

Operadores en busca del certificado

Hasta aquí, la competencia que tendría Renfe. Otras tres compañías tienen licencia para operar en viajeros pero no así el certificado de seguridad. Se trata de grupos especializados en transporte de viajeros por carretera y que han decidido dar el salto al tren: Interbus, con varias concesiones de líneas públicas en la Comunidad de Madrid y que también tiene licencia para operar en mercancías; Avanza, adquirida el pasado verano por el grupo mexicano ADO; y Alsa, que ha sido la última en obtener el permiso, la pasada semana.

Esta última pertenece al grupo británico National Express, cuyos principal accionista es la familia Cosmen, que hace mucho tiempo que está interesada en el transporte ferroviario de pasajeros, especialmente en el negocio de cercanías, aunque todo parece indicar que el Gobierno comenzará la apertura del mercado por la alta velocidad.

Sin embargo, Interbus, Avanza y Alsa aún no tienen certificado de seguridad, con lo que no podrían intervenir en el mercado aunque ya estuviera abierto a la competencia.

No obstante, el sector ferroviario sigue sin noticias de la liberalización bien entrada ya la segunda mitad del primer semestre, plazo dado por el Gobierno para el comienzo del proceso.

En realidad, la apertura del mercado a operadores privados se demorará algo más. Antes de dar verde a una de las medidas más esperadas en el sector, el Ejecutivo, a través del Ministerio de Fomento, está terminando de poner a punto la alta velocidad de Renfe para que sea capaz de competir en un mercado abierto. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba