Empresas

Promesas Florentino: ACS quiere ganar en 2016 los 1.000 millones que ya ganaba en 2006

El presidente del grupo, Florentino Pérez, fija como objetivo para los próximos años superar la barrera de los 1.000 millones de beneficio que superaba ampliamente en 2006 con apenas un tercio de la facturación que registra en la actualidad.

Los accionistas de ACS fueron invitados durante la junta por el presidente de la compañía, Florentino Pérez, a un viaje en el tiempo. El ejecutivo marcó como meta para el grupo de construcción y servicios alcanzar un beneficio aproximado de 1.000 millones de euros en 2016. Es decir, situar a la compañía en cifras que ya registraba justamente diez años antes, aunque por entonces lo conseguía con solo un tercio de las cifras de facturación que presenta en la actualidad.

En aquel ejercicio 2006, ACS consiguió superar por primera vez la barrera de los 1.000 millones de euros de beneficio. Por entonces había empezado su abordaje a Hochtief, con la compra de un paquete del 25% del capital, y su facturación se situaba en el entorno de los 13.000 millones de euros.

Se da la circunstancia de que, si las metas fijadas por Pérez se cumplen, ACS se encontrará a finales de 2016 en el mismo punto que alcanzó una década antes. Pero además, este viaje en el tiempo más propio de las aventuras de Marty McFly en Regreso al Futuro que de una compañía del Ibex-35, no ha salido precisamente gratis.

En el camino se han quedado más de 10.000 millones de euros destinados al incremento de participación en Hochtief y en la adquisición de un 20% de Iberdrola, que completaba la fuerte apuesta de ACS por el sector energético junto a una importante inversión en renovables.

Diez años después...

De esta manera, tras este largo viaje, ACS ha logrado triplicar su facturación gracias a la consolidación de las cuentas de Hochtief, de la que ya controla más de la mitad de su capital.

Sin embargo, pese a la evolución de esta variable y tras las enormes inversiones realizadas por el grupo constructor, que se concretan en un total de 5.684 millones de euros netos (descontando las desinversiones), la empresa deberá esperar al menos hasta 2016 para volver al punto de partida.

La de Florentino Pérez al frente de ACS en estos últimos años difícilmente pasará la historia como un ejemplo de eficacia. Quizá en busca del aire fresco que precisa el grupo, Pérez volvió a apuntar la llegada de Marcelino Fernández Verdes como consejero delegado del grupo para “dentro de uno o dos años”.

Fernández Verdes trabaja actualmente como consejero delegado de Hochtief y de Leighton, su filial australiana. Florentino Pérez le mencionó por primera vez como sucesor en el programa de televisión Salvados, emitido por La Sexta.

Una fórmula peculiar pero, sin duda, con mayor alcance que una junta de accionistas, toda vez que algunos de los principales accionistas de ACS habían exigido al presidente que aclarara el futuro de la compañía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba