Empresas

La Bolsa frustra una operación corporativa entre ACS y su filial Hochtief

Los títulos de la compañía alemana se han disparado en el mercado al calor de los rumores en torno a una posible operación corporativa a cargo de ACS, su principal accionista. Entre las opciones que baraja el mercado se encuentra una fusión entre ambas que podría llevar como paso previo una exclusión de Bolsa de Hochtief. Sin embargo, los máximos históricos que ha alcanzado ésta ha llevado a ACS a decretar la suspensión del programa de recompra de acciones de la alemana, cuyo objetivo no era otro sino incrementar el porcentaje de derechos de voto de la española para justificar la operación.

Florentino Pérez, presidente de ACS, espera un buen momento bursátil para abordar la fusión con Hochtief
Florentino Pérez, presidente de ACS, espera un buen momento bursátil para abordar la fusión con Hochtief

El proceso de integración de los sistemas de trabajo de Hochtief y Cimic, las filiales internacionales de ACS, no va a quedarse en un mero formalismo sino que se va a traducir en alguna operación corporativa. Es la teoría que circula desde hace tiempo por los mercados y que durante los pasados días cobró tal carta de naturaleza que las acciones de Hochtief alcanzaron sus máximos históricos, lo que motivó que la compañía decidiera urgentemente suspender su plan de recompra de títulos sin fecha prevista para su reanudación. El calentón bursátil de la constructora alemana complica los planes pergeñados por el presidente de ACS, Florentino Pérez, que pasan por una fusión entre ambas.

A comienzos de año, Hochtief puso en marcha un plan para recomprar hasta un 10% de su capital. En principio, la operación no supuso un estímulo para los títulos de la empresa alemana, que incluso perdía terreno en medio de las fuertes turbulencias que padecieron los mercados durante las primeras semanas de 2016 debido a las incertidumbres provenientes de la economía china y la caída del petróleo. Sin embargo, las alzas de las últimas semanas han llevado a los títulos de Hochtief a situarse por encima de los 100 euros por primera vez en su historia, lo que ha motivado la suspensión del programa de recompra.

“Habitualmente, las compras de autocartera se llevan a cabo para tratar de elevar la cotización de la compañía cuando sus títulos cotizan a precios baratos”, apuntan desde una firma de análisis internacional. “Sin embargo, este caso es diferente porque Hochtief no estaba cotizando a precios bajos; y el objetivo tampoco pasa por estimular su cotización, como prueba el hecho de que la recompra se ha interrumpido por la fuerte subida que han experimentado los títulos”.

El objetivo que perseguía ACS con la recompra de acciones de Hochtief es ni más ni menos que elevar su porcentaje de derechos de voto en la empresa alemana sin necesidad de aumentar su participación en ella. Actualmente, ACS controla aproximadamente dos tercios del capital de su filial. Pero las acciones incluidas en la autocartera no votan en la junta de accionistas, con lo que si se completaba el programa de recompra de títulos, cuyo final estaba previsto para después del verano, ACS alcanzaría o podría superar incluso el 75% de esos derechos de voto.

Un porcentaje que justificaría la puesta en marcha de una operación corporativa como una fusión entre ambas que podría incluir previamente la exclusión de Bolsa de Hochtief.

El mercado se adelanta

Florentino Pérez aseguró en 2010, cuando ACS lanzó la OPA sobre Hochtief, que no sacaría a la empresa alemana de Bolsa. Pero también señaló que no tenía previsto elevar más la participación de ACS, que superó levemente el 50% tras la liquidación de la oferta, y ya está por encima del 67%.

Hochtief se disparaba un 19% en Bolsa, hasta niveles históricos. Dos días después llegaba la suspensión del programa de recompra de acciones

Sin embargo, el mercado parece haberse adelantado a los planes de Pérez. En la presentación de los resultados anuales ante los analistas, el presidente de ACS aseguró que el proceso de integración de las filiales con el grupo contaba con un avance superior al 80% y que a finales del presente ejercicio podría estar acabado. Una pista que el mercado interpretó a su manera.

En las apenas dos semanas y media transcurridas desde entonces, Hochtief se ha disparado un 19% en Bolsa, hasta alcanzar los históricos 102,50 euros el pasado 7 de marzo. Dos días después llegaba la suspensión del programa de recompra de acciones.

Unas cuentas que no salen

“Si Hochtief continúa con la tendencia alcista, una operación corporativa o su exclusión de Bolsa le saldría demasiado cara a ACS. A los precios actuales, no le salen las cuentas, de ahí que haya decidido frenar la tendencia alcista de la compañía alemana antes de dar los siguientes pasos”, añaden las fuentes.

O, al menos, intentarlo. Porque los inversores no parecen dispuestos a que la futura operación le salga barata a Pérez. Hochtief retrocedió algo más de un 7% el pasado jueves, tras el anuncio de que la compañía dejaría temporalmente de comprar títulos propios; sin embargo, en la sesión posterior registró un avance del 5% al cierre y se situó muy cerca de la cota de 98 euros.

Una señal de que el mercado sigue a la espera de novedades en torno a la compañía alemana y a su matriz. A la vista de los acontecimientos, ACS deberá enfriar las expectativas del mercado más que el precio de las acciones de Hochtief sino quiere que las operaciones desafíen sus presupuestos. O si no quiere posponerlas sine die.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba