Financiación

La letra pequeña bancaria ahoga a las pymes: pagan un 10% entre comisiones e intereses

La bajada de los tipos de interés no llega a todos por igual. Las pymes soportan un coste de un 10% para financiarse, si al tipo de interés medio que desembolsan se suman las comisiones, los productos que tienen que contratar y las garantías personales que se ven forzadas a aportar para obtener los créditos.

Las pymes soportan un coste total del 10% por financiarse, según un estudio.
Las pymes soportan un coste total del 10% por financiarse, según un estudio. Basepyme

Ser una pyme y pedir un crédito a la banca no sale barato, ni siquiera en un momento como el actual de tipos de interés en mínimos históricos. La clave no está en los intereses que cobran las entidades, sino en la letra pequeña.

Un estudio de la fintech especializada en crédito empresarial Inbonis, las pequeñas y medianas empresas pagan más por comisiones y otros conceptos que por intereses crediticios. En concreto, lo que abonan por el diferencial de los préstamos asciende, de media a un 4,6% del dinero pedido. El resto de costes ascienden a un 5,4%: un 2% en comisiones, un 1,3% por otros paquetes "o ventas cruzadas forzosas" y un 2,1% en "garantías personales exigidas al propietario".

"Algo extraño debe estar pasando cuando, a pesar de las numerosas voces en su favor, se comprueba que para muchas pymes (sin duda demasiadas) la financiación es su principal preocupación y una barrera a su crecimiento difícil de superar, cuando no un ejercicio heroico", señalan los autores del estudio.

Estas comisiones artificiales, como exponen desde Inbonis, tienen una justificación. Con los tipos en mínimos, el euribor en negativo y la elevada competencia que hay para captar nuevo negocio de empresas (el más rentable), a la banca no le queda otra alternativa que buscar vías como las comisiones para sostener los ingresos.

El Banco de España viene insistiendo en ello recurrentemente en discursos del subgobernador, Fernando Restoy, en los que da la receta para que el sector salga del círculo vicioso de baja rentabilidad en el que se encuentra inmerso: fusiones, reducción de costes e incrementar los ingresos en la línea de comisiones.

La banca quiere ingresar más por comisiones para compensar la caída del margen de intereses

La competencia para entrar en pymes es un hecho que se plasma mes a mes en las estadísticas del Banco de España. El tipo medio al que se conceden los nuevos créditos a pymes se situó en septiembre en el mínimo histórico: en el 2,68%. Hace un año era del 3,5%; hace dos del 4,3%; y hace tres estaba por encima del 5%.

En el sector se alerta de que hay entidades sobrepasando el umbral de lo recomendable en su intento de robar cuota de negocio en pymes. Algo que ha llevado al Banco de España a introducir en la regulación la posibilidad de atar en corto' a aquellos bancos que están concediendo préstamos a pérdidas. Aun así, como refleja el estudio de Inbonis, aunque el crédito no cubra el capital y riesgos del mismo, la letra pequeña puede hacer rentable la operación para los bancos.

Alternativas

Ante esta situación, están surgiendo cada vez más alternativas para las pymes, como la financiación de fondos y de compañías fintech. Pero según el estudio estas opciones apenas representan un 3% del mercado de nuevos créditos a pequeñas y medianas empresas. Queda mucho camino por recorrer frente a otros mercados como el norteamericano, en el que la financiación bancaria representa menos del 50% del mercado.

"Gracias a la tecnología, cada vez hay más oportunidades de innovación a favor de las pymes. No solamente las herramientas están evolucionando, sino que, además, el volumen y la calidad de la información disponible crece de manera exponencial", opinan los autores del informe.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba