Guerra accionarial

Los consejeros rebeldes ganan la batalla: Ron deja el Popular y llega Saracho

Ron ha dado hoy finalmente su brazo a torcer ante la oposición de accionistas, consejeros e inversores. La entidad ha convocado hoy un consejo extraordinario en el que se propondrá el nombramiento de Emilio Saracho, de JPMorgan, como sustituto.

Ángel Ron, presidente de Banco Popular.
Ángel Ron, presidente de Banco Popular. Europa Press

Ángel Ron ha perdido la batalla con los accionistas y consejeros rebeldes de Banco Popular. Tras una noche de intensas reuniones en la sede de la entidad española, el presidente ha decidido finalmente acceder a la convocatoria de un consejero extraordinario que trate su relevo. El elegido para reemplazarle es Emilio Saracho, un histórico de JPMorgan que actualmente ocupaba la vicepresidencia de la entidad en Londres.

En un comunicado enviado a la CNMV, Popular informa de que "una vez aceptada su designación por el Sr. Saracho y adoptado el correspondiente acuerdo, se estima que este proceso concluya en el primer trimestre de 2017".

La fecha elegida para materializar el acuerdo no es casual. El nuevo presidente quiere entrar en el banco con las cuentas de 2016 ya cerradas y firmadas por Ron, para evitar cualquier tipo de responsabilidad y empezar de cero en 2017.

Ron ha sido incapaz de soportar la presión que han ejercido un grupo de accionistas y consejeros, liderados por el mexicano Del Valle y la independiente Reyes Calderón. En los ultimos días los mercados se han sumado con dureza al castigo al Popular, con informes como el de Credit Suisse y firmas como Alantra (a través de un comentario de un ventas) apuntando directamente a la necesidad de un cambio al frente de Popular. Por ello, la acción llegó a mínimos históricos.

Sin embargo, tras conocerse la noticia de que Ron deja la entidad las acciones subían casi un 5%, cerca de los 0,9 euros por acción. Esto refleja la falta de confianza que el mercado tenía en Ron y en su proyecto estrella, la creación de un nuevo banco malo que estaba topandose con la oposición de los reguladores.

Junto a los inversores, Ron se había encontrado en las últimas semanas con una oposición que no se esperaba: la de los accionistas históricos de Popular, organizados en torno a la Sindicatura y la Unión Europea de Inversiones. Los mismos que le han mantenido y reforzado en el cargo durante más de una década son los que le han dejado caer ante el desplome incontrolado de la acción.

Nuevo perfil

La llegada de Saracho supone el desembarco de un perfil completamente diferente al de Ron. Se trata de un banquero de inversión respetado en la City londinense y con menos experiencia en banca minorista que el presidente saliente. Pero lo que busca el consejo no es eso, que ya lo aporta Pedro Larena, sino un ejecutor que tome las medidas necesarias para sacar al banco de la situación actual.

La salida de Ron no supone la de Larena, el consejero delegado que la entidad fichó a finales de julio para pilotar el nuevo plan estratégico, anunciado tras la ampliación de capital de 2.500 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba